Premio Nacional en Restauración 2018: Nominaciones


premio-nacional-en-restauracion-2018-nominaciones
Museo Comandancia La Plata. Escenario de la Comandancia General del Ejército Rebelde desde el 1ro de mayo hasta noviembre de 1958.


Es a través del marco normativo internacional que las definiciones

sobre el patrimonio cultural y sus distintas tipologías han sido

objeto de reflexión y discusión, enriqueciéndose considerablemente y

permitiendo una mejor protección y conservación del mismo. (1)

 

Con las anteriores palabras, pronunciadas por Blanca Alba Guerrero, Directora de Defensa del Patrimonio Cultural en Perú, para presentar el texto Documentos Fundamentales para el Patrimonio Cultural: Textos internacionales para su recuperación, repatriación, conservación, protección y difusión, publicado por el Instituto Nacional de Cultura de Perú, en el 2007, damos continuidad al tema de las  nominaciones al Premio Nacional de Conservación y Restauración que en el marco del Día Internacional de los Monumentos y Sitios convoca cada 18 de mayo el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural en Cuba, evento que tuvo su actividad central el pasado 26 de abril en el Aula Magna de la Universidad de La Habana. En esta ocasión se centra la atención en las propuestas en de la categoría de Restauración.

Hemos tomado como punta de partida el texto de Alba Guerrero porque Cuba es partícipe de la defensa del patrimonio cultural en el ámbito internacional desde fechas temprana y en ese sentido apuntábamos en el artículo anterior el anhelo de los trinitarios en dotar a su ciudad con la condición de Monumento Nacional en 1929, la inscripción de Cuba en la Unesco en 1947 y su participación en la firma de la Carta de Venecia en 1964. Desde esa perspectiva, a modo de prólogo, se sintetizan aquí los artículos relacionados específicamente con la Restauración de Monumentos en la Carta de Venecia, no sin antes recordar que el Artículo 1ro define por monumento: “la creación arquitectónica aislada así como el conjunto urbano o rural que da testimonio de una civilización particular, de una evolución significativa, o de un acontecimiento histórico. Se refiere no solo a las grandes creaciones sino también a las obras modestas que han adquirido con el tiempo una significación cultural” (2); que, como refiere el no. 2, tanto la conservación como la restauración de los mismos “constituye una disciplina que abarca todas las ciencias y todas las técnicas que puedan contribuir al estudio y la salvaguarda del patrimonio monumental” al tener como finalidad, como indica el no. 3, “salvaguardar tanto la obra de arte como el testimonio histórico”. Significante y significado son igualmente importantes en el patrimonio y, por su complejidad, requiere de equipos interdisciplinarios.

La restauración, indica el Art. no. 9, es una operación de carácter excepcional que se fundamenta en el respeto a la esencia antigua y a los documentos auténticos por lo que estará siempre precedida y acompañada de un estudio arqueológico e histórico del monumento, mientras los no. 11 y 12 indican el respeto que se ha de tener por las aportaciones significativas y la necesidad de realizar una integración armoniosa de los elementos a reemplazar distinguiendo claramente las partes no originales a fin de que la restauración no falsifique el documento artístico o histórico.

De las 10 nominaciones al Premio Nacional de Restauración 2018, dos se vinculan de forma directa con encantadores paisajes naturales: el Castillo de las Nubes en Soroa, provincia de Mayabeque, con la Sierra del Rosario en el occidente de la Isla, y el Museo La Plata, del municipio Bartolomé Masó en Granma, con la Sierra Maestra, en el oriente; tres resultan expresiones histórico culturales de pequeñas comunidades: la Casa Museo Isabel Rubio, en el poblado del mismo nombre en el municipio de Guane, Pinar del Río, el Museo de la Industria Azucarera de Encrucijada, con sede en la calle 1ra no. 19, en el batey del Central Abel Santamaría de Villa Clara, y el Batey Jaronú, conjunto urbano subordinado a Esmeralda en Camagüey. Las restantes cinco, exponentes de la arquitectura civil y religiosa, poseen un ambiente puramente urbano; primeramente dos inmuebles de significativa connotación social, el Edificio de la Escuela Vocacional de Artes Leonardo Luberta Noy, emplazado en un inmueble de 1928 del Centro Histórico de Nueva Gerona, Municipio Especial Isla de la Juventud, y la Escuela Primaria Pepito Tey, sita en una casona a la que se accede por las calles Maceo o Jesús Menéndez entre Colón y Leonor Pérez, de Trinidad; a las que se suman: en Matanzas, la Fiscalía Provincial, sito en la calle Tirry e/ San Sebastián y San Juan Bautista; en Cienfuegos, el Centro Dramático Aida Conde, ubicado en Ave. 56 no. 3306, e/ 33 y 35 ―ubicación cotidianamente reconocida por el empleo de la toponimia urbana antigua, es decir, San Carlos e/ Hourrupiner y Gacel―; y, en Santiago de Cuba, su Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral.

Cada una de estas propuestas posee valores patrimoniales que fundamentan la excepcionalidad que demanda una restauración dentro de las intervenciones en el patrimonio cultural, particularidades precisadas desde la investigación en los expedientes presentados para este fin. A partir de la información disponible por el autor de este trabajo, y tomando como orden las tipologías patrimoniales: zonas urbanas, construcciones (civiles, domésticas y religiosas) y sitios históricos, aproximémonos en el primero de los casos al batey Jaronú, en el segundo, al Museo Isabel Rubio y El castillo de las nubes, del repertorio civil y a la catedral de Santiago de Cuba en el religioso, así como al Museo La Plata como sitio histórico 

Construido por The American Sugar Refining Company entre 19019 y 1921, Jaronú es uno de los bateyes de mayor calidad urbanística y arquitectónica de Cuba. Ubicado en el municipio de Esmeralda, su origen está relacionado con el desarrollo del ferrocarril Caibarién-Nuevitas y se erige en signo de modernidad ante la tradicional tipología predomínate en conjuntos urbanos de similares funciones, calificativo manifiesto en un trazado reticular de manzanas de 18 manzanas 100 x 100 metros, en bloques de 3 x 6 orientados de norte a sur, en la que se han tenido en cuenta sus protagonistas la conjugación de diferentes sectores sociales en un confortable paisaje por una eficaz organización del abasto de agua, el tratamiento de residuales, la pavimentación de calles y aceras, el arbolado de sus parterres y redes soterradas.

Como centro del conjunto, un espacioso parque entorno al cual se encuentran los hitos arquitectónicos de mayor significación simbólica: la casa del administrador y la iglesia. Tipifica su paisaje arquitectónico la combinación del repertorio civil, con exponentes como el hospital, la escuela, el hotel, el cine, los establecimientos comerciales, y el doméstico, representado por tipologías que se corresponden con el estatus social de sus ocupantes: individuales para los técnicos y funcionarios del central, en tira para empleados y obreros calificados, construcciones más modestas para los obreros alcanzando peculiaridad el diseño de cuartería solo para hombres, testigo de una fuente de empleo en las labores del central. Por la armonía e integridad del conjunto y una autenticidad cultural expresada en la conservación del conjunto por sus pobladores a pesar del paso de los años, el batey Jaronú, o Central Brasil, fue declarado Monumento Nacional por resolución 5 del 29 de septiembre de 2008. (3)

En torno a la Casa Museo no es posible adentrarse en sus valores sin contar antes con información acerca de la más digna hija del antiguo poblado Paso Real de Guane, en Pinar del Río: Isabel Rubio Díaz (8 de julio de 1837-15 de febrero de 1898) y los homenajes que recibiera por su trayectoria patriótica. Isabel Rubio se incorporó al movimiento conspirativo contra España en 1882 y participó en la preparación de la guerra del 95 junto a Martí en Cayo Hueso y Nueva york. Dedicada a las labores de sanidad en la manigua organizó el hospital de sangre de Guane, donde recibió el grado de Capitán por el mayor general Antonio Maceo el 20 de enero de 1896. En el centenario de su natalicio, en 1937, los pinareños optaron el acuerdo de colocar su nombre al poblado Paso Real de Guane y validarlo en el imaginario de los moradores y visitantes foráneos con el tiempo construyeron un parque en el que le erigieron un busto.

El 8 de julio de 1987, en conmoración del 150 aniversario de su natalicio, se inauguró una institución museal en la tipología de Casa Natal, en la morada que no solo tenía el valor patrimonial de haber visto la luz en ella la patriota, sino también por haber sido sede de uno de los centros de conspiración más importante del territorio. El 8 de mayo de 1996 la institución recibió la condición de Monumento Local, hecho que la inscribe entre los bienes del Patrimonio Cultural de la Nación. A partir de entonces pasó a ser una extensión del Museo Municipal de Guane con el nombre de “Casa Comunal Isabel Rubio”. Arquitectónicamente la casa de la capitana de Sanidad del Ejército Libertador es jun ejemplar de la arquitectura vernácula en Pinar de Río. Construcción y significación histórico cultural deben salvarse en el proceso de restauración.

El Castillo de las nubes, muestra de la diversidad del patrimonio cultural, es testimonio de los horizontes culturales que acompañan a la burguesía cubana de la primera mitad del siglo XX, en tanto su principal protagonista es el renombrado abogado Antonio Arturo Sánchez de Bustamante Pulido (1886-¿?), catedrático de la Escuela de Derecho de la Universidad de La Habana y autor de obras dedicada a Filosofía y Derecho, se le refiere crítico de la dictadura y haber impartido clases de Marxismo en múltiples oportunidades a dirigentes estudiantiles.

Figura controversial, Sánchez-Bustamamante, con una pasión por los castillos medievales europeos que le conllevan a comprar fragmentos de los mismos en subastas internacionales, opta por crear su propio castillo en la Isla, y para ello elige en 1940 la Loma del Fuerte, en el paraje de Soroa, en la Sierra del Rosario, legando al presente un ejemplar del eclecticismo en 1942 ambientado con exponentes de su colección particular con el atractivo de un mirador del paisaje natural. (4)

Los primeros referentes documentales del lugar están asociados a su toponimia. Soroa es la huella dejada por los hermanos Lorenzo y Antonio Soroa Uñagorri alrededor de 1856, mientras el hecho de llamar a la loma El Fuerte encuentra su raíz en la batalla librada por las tropas invasoras al mando del escolta Juan Eligio Ducasse contra las españolas que fortificaban la meseta de Soroa en las vísperas del combate del 21 de octubre de 1896.

Actualmente el Castillo de las nubes se integra al parque Natural de Soroa y brinda servicios como mini hotel para el turismo nacional e internacional. Sus valores arquitectónicos y la belleza natural de su entorno lo convierten en un sitio paradisíaco en medio de la exuberante naturaleza de la Sierra del Rosario.

La actual Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral de Santiago de Cuba ocupa la manzana limitada por los ejes Heredia, Santo Tomás, San Basilio y Lacret. Tiene sus orígenes entre 1528 y 1555, fecha en que se reconstruye frente a la plaza de Armas la ermita Santa Catalina una vez nombrada Catedral de Cuba en 1522. Se trata   de un inmueble que la Guía de Arquitectura del Oriente cubano se presenta con el siguiente texto: “De todos los templos de la ciudad, este es el que más se ha remodelado y reconstruido; ha sido erigido cuatro veces y se ha variado en cada una de ellas sus características a pesar de mantener su esquema tradicional”. (5)

 

Por su emplazamiento, la catedral de Santiago de Cuba constituye un mirador por excelencia no solo del parque Carlos Manuel de Céspedes y los inmuebles que lo circundan, sino también del paisaje de las montañas santiagueras, el paisaje construido de la ciudad y el marítimo de su bahía. No es posible ir a Santiago de Cuba sin entrar en este exponente de la arquitectura religiosa en la Isla.

Cierra este artículo la nominación del Museo Comandancia La Plata a Premio Nacional de Restauración 2018. Emplazado en la Sierra Maestra, en el área perteneciente al municipio Bartolomé Masó, en la provincia de Granma. La Plata fue declarada Monumento Nacional por resolución 03 del 10 de octubre de 1978 y no fue hasta el 18 de mayo de 1983 que abrió al público como institución museal.  Su declaración de Sitio Histórico obedece al hecho de haber sido el escenario de la Comandancia General del Ejército Rebelde desde el 1ro de mayo hasta noviembre de 1958, donde el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, junto a sus combatientes y campesinos, establecieron un conjunto de instalaciones de suma importancia para la guerra como un hospital y la casa donde radicó Radio Rebelde, la emisora fundada por el comandante Ernesto Ché Guevara.

La Plata es el testimonio de la lucha revolucionaria tanto en las montañas como en el llano, en tanto desde este lugar Fidel trazó la estrategia que terminaría con el derrocamiento de la dictadura. Desde aquí se dirigió el Comandante en Jefe al pueblo de Cuba en varias ocasiones, discursos que constituyen hoy documentos de invaluable valía.

Un jurado premió las intervenciones propuestas en las categorías de Conservación y Restauración; con ello quedó legitimada, una vez más, la eticidad de los cubanos en la defensa del rico patrimonio cultural que atesora, una postura que se pierde en el origen de las patrias chicas, fundamentalmente entre los siglos XVIII y XIX. !!!!Felicitaciones a los galardonados!!!! 

 

 

Notas:

(1) Blanca Alba Guerrero, Directora de Defensa del Patrimonio Cultural en Perú, en Instituto nacional de Cultura de Perú, en Documentos Fundamentales para el Patrimonio Cultural, p. 14, Instituto Nacional de Perú, Lima, 2007.

(2) Carta de Venecia, en Instituto nacional de Cultura de Perú: Ob. cit., pp.

(3) V. “Central y Batey Jaronú”, en Consejo Nacional de Patrimonio Cultural: Monumentos Nacionales de la República de Cuba, p. 97, Collage Ediciones, La Habana, 2015 y “Central Brasil o Jaronú”, en Cuba. Camagüey – Ciego de Ávila. Guía de arquitectura y paisaje, pp. 172-173, Sevilla, 2009.

(4) Existen criterios de que la iniciativa de su construcción se debe al acaudalado empresario cubano Pedro Rodríguez Ortiz, quien construye una sólida casa en 1942 con piedras calizas pertenecientes a la zona y siguiendo como referente la arquitectura del pueblo de Andorra en España, tierra natal de sus abuelos. A su fallecimiento, en 1952, el castillo pasó a su viuda, Mercedes Martínez, quien lo vendió en 1977 al estado cubano, fecha a partir de la cual se integra al centro turístico de Soroa como restaurante de comida criolla.

(5) Oriente de Cuba. Guía de Arquitectura, p. 84, Andalucía, 2002.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte