Momentos del Jazz Plaza 2019. Cuarto Día en La Habana


momentos-del-jazz-plaza-2019-cuarto-dia-en-la-habana
Omara Portuondo y Joss Stone. Jazz Plaza 2019.

Múltiples compromisos de trabajo me impidieron participar a mis anchas, hoy jueves 17 de enero de 2019, en el programa de la tarde de la cuarta jornada de la 34 edición del festival Jazz Plaza; pero logré llegar a tiempo a la sesión nocturna programada para la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba.

Hasta hace unas horas, una casi desconocida artista británica apodada Joss Stone (aunque su nombre real es Joscelyn Eve Stoker), aparecía como una incógnita para muchos. Sin embargo, la joven de 31 años, demostró rápidamente por qué es una de las artistas jóvenes de su país, de mayor relevancia; respaldad por la venta de varios millones de sus 7 discos grabados hasta el momento, en Estados Unidos, Gran Bretaña y otros mercados importantes.

Aunque en otros escenarios se ha presentado con una banda, para su incursión en el Jazz Plaza, Stone decidió venir de la mano de su compatriota, el guitarrista Steve Down, para realizar una presentación acústica, en un formato muy exigente: guitarra y voz.

Aunque la artista británica también ejecuta la guitarra para acompañarse en ocasiones, decidió ponerse completamente en manos de Down, dedicándose a cantar e interactuar con el público.

Su excelencia en la interpretación, en adición a sus magníficas posibilidades vocales le depararon infinitud de aplausos durante todas sus interpretaciones. El repertorio escogido se compuso mayormente de obras de su autoría, tales como Newborn, Big Ol’ game, Landlord y Sensimilla. Adicionalmente, versionó The look of love, (compuesta por el binomio autoral de Burt Bacharach  y Hal David) y  Wildflower (escrita por Tom Petty)

Un momento especial llegó cuando invitó a la conocida cantante cubana Omara Portuondo, para interpretar a dúo 20 años, emblemática obra del cancionero musical cubano, de la autoría de María Teresa Vera. Durante esta interpretación contaron con la instrumentación del pianista cubano Roberto Fonseca.

Luego de una cerrada ovación junto a Omara, Stones retomó su programa e interpretó Dirty Man (compuesta en 1967 por Bobby Miller) y una composición suya titulada Music; luego de la cual, el auditorio volvió a ponerse de pie ovacionándola. Por ello, debió regresar a escena para agregar la magnífica interpretación desu obra Right to be wrong.

Stones dejó el escenario a muy alto nivel, como antesala de la presentación de la agrupación estadounidense Preservation Hall Jazz Band; quienes gustosos regresan a este certamen.

La formación oriunda de New Orleans, Estados Unidos, es dirigida por el bajista Ben Jaffe, y siempre apasiona con su música y su puesta en escena. La actual nómina de la agrupación la completan Clint Maedgen (saxofón), Ronell johnson (trombón), Branden Lewis (trompeta), Walter Harris (drums) y Kyle Rousell (piano).

Cada uno de los músicos, resulta virtuoso en su instrumento, pero cada cual logra mantener la improvisación en la justa medida, a partir de los arreglos que han concebidos. Adicionalmente, destaca la proyección escénica y del trompetista Lewis, pero sobremanera la del trombonista Johnson.

Abrieron el programa con 2 piezas de más reciente disco titulado So it is, del año 2017, en el cual se aprecian diversas influencias de música cubana, resultado de su primera visita a la isla en el año 2015. Las obras incluidas fueron So it is, One hundred fires y Santiago; esta última motivada por su primer viaje a Santiago de Cuba en su primer viaje a la isla.

Después de la pieza Keep your head, llegó un momento notable en la velada; cuando invitaron al pianista y compositor cubano Ernán López-Nussa, para repetir una experiencia que hicieran en New Orleans en el 2014, versionando la conocida pieza El manisero, del compositor cubano Moisés Simons.

De manera improvisada, Ernán quedó de invitado al piano para la última pieza del concierto, titulada That’s it; pieza que da título a su álbum del año 2013.En la misma, el pianista cubano tuvo espacio para ejecutar su interpretación, siguiendo perfectamente la línea melódica del tema.

Luego de la ovación final, sorprendieron gratamente al público, invitando al laureado Septeto Santiaguero, para de conjunto interpretar La guarapachanga; que lleva la firma del compositor cubano Juan Rivera Prevot. Los visitantes se agregaron acertadamente como acompañantes del septeto, mostrando que definitivamente, la música es un lenguaje universal.

De esta forma caía, en esta sala, el telón de la cuarta noche del festival jazz plaza; que sin lugar a dudas, reserva muchas emociones para sus jornadas finales.

 

 


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte