Momentos del Jazz Plaza 2019. Sexto día en La Habana


momentos-del-jazz-plaza-2019-sexto-dia-en-la-habana
Matt McMahon, Emma Pask, Phil Stack, Tim Firth

Este sábado 19 de enero de 2019, comenzaba la sexta y penúltima jornada de la 34 edición del evento internacional Jazz Plaza que, durante la semana, se ha celebrado en La Habana y Santiago de Cuba.

Por primera vez logré llegar a la sala Tito Junco del complejo cultural Bertold Becht, para disfrutar de una interesante propuesta. Justo a las 6:00 PM, el clarinetista suizo Simon Wyrsch, presentaba su música por primera vez en Cuba; en esta ocasión acompañado de jóvenes músicos cubanos: Rodrigo García Ameneiro (piano), Hiram Farías (percusión), Adner López Jiménez (drums) y Raúl Enrique Fernández Torres (bajo).

Con poco tiempo para preparar el concierto, Wyrsch decidió tocar un repertorio basado fundamentalmente en la música brasileña. Es por ello que incluyo las piezas Triste (de Antonio Carlos Jobim), Frevo (de Egberto Gismonti), Noites cariocas (de Jacob do Bandolim) y One Note Samba (de Antonio Carlos Jobim y Newton Mendonça). La única obra de su autoría fue Fingerpainting, ejecuta por él, empleando el clarinete bajo.

A lo largo de toda la presentación, destacó el trabajo de los jóvenes acompañantes, liderados por el pianista Rodrigo García Ameneiro, quien al concluir su trabajo con Wyrsch, convocó a los restantes integrantes de su proyecto Ceda el paso, a quien correspondió el segundo turno en la velada.

Ceda el paso cuenta con poco más de 2 años de creada, y está formada por Jorge Sergio Ramírez Prieto (saxofón), Adner López Jiménez (drums), Raúl Enrique Fernández Torres (bajo), Tania Haase Solorzano (violín y voz) y Rodrigo García Ameneiro (piano y dirección). El percusionista Hiram Farías también participo con ellos todo el tiempo, en calidad de invitado especial.

Ejecutaron un programa que combinó temas de la autoría de Rodrigo García, así como de otros autores. En esta ocasión, a propósito de la presencia de los bateristas Dafnis Prieto y Dave Weck, y el pianista Ernán López-Nussa en el festival, decidieron comenzar con un tema de Prieto titulado About the monks (pieza que da título a su disco del año 2004). About the monks, fue escenario para una interesante controversia entre la batería y la percusión, en adición a la improvisación desde el piano y el saxofón tenor.

Siguieron con City Gate, obra de Chick Corea, recogida en Chick Corea’s Elektric band, de 1986, en cuya grabación original participó Weckl. Correspondió luego el turno a una recreación de la pieza Isla, de Ernán López-Nussa, en la cual Tania Hasse tuvo protagonismo empleando su voz para enriquecer la armonía.

Para concluir su parte, decidieron interpretar una suerte de danzón compuesto por Rodrigo (aún sin título definido), que les reportó una buena cantidad de aplausos, unido a la posibilidad de ejecutar un tema extra. Es por ello que se despidieron con una pieza del líder del proyecto titulada Te estoy llamando; obra habitual en los conciertos de la banda, donde el piano y la batería tuvieron relevancia nuevamente.

Cambiando el color del sonido, subieron a escena el pianista Roberto Carcassés, el percusionista y vibrafonista Alfredo Chacón, y el trombonista Julio Montalvo. Aunque originalmente en el programa se mencionaba a Montalvo liderando un proyecto de Big Band, este decidió hacer una suerte de jam session, con algunos amigos de sus años de estudio; mostrando, como habían crecido profesionalmente desde entonces, sin dejar de disfrutar la posibilidad de compartir música en los escenarios.

Montalvo reside en Estados Unidos desde hace varios años, y es primera vez que llega al festival con su música; razón adicional para buscar a sus antiguos compañeros de estudio y música en los años de enseñanza.

Iniciaron su programa con el conocido estándar in a sentimental mood (compuesto por Duke Ellington), en el cual cada uno de los tres disertó ampliamente desde sus respectivos instrumentos. Al concluir, se juntaron Raúl Tobías “Avi” Gil García en el contrabajo, y el joven baterista José Carlos Sánchez; para interpretar la pieza South west, compuesta por Montalvo, que aparece en su disco Live at the sporting club, del año 2016. En esta ocasión, Chacón y José Carlos mostraron su poderío en el vibráfono y el drums, respectivamente.

De ese mismo fonograma agregaron When i say i love you, también firmada por Montalvo; antes de invitar al trombonista Juan Carlos Marín a liderar la ejecución de un estándar del jazz estadounidense, que les permitió realizar un buen diálogo entre trombones.

El cierre llegó con la pieza A Rá, creada por los brasileños Caetano Veloso y Joao Donato, grabada por Montalvo en el disco One night in valencia, del 2017; en la cual Chacón asumió las percusiones. Como novedad, esta vez la introducción fue hecha por Christian Leyva, joven trombonista que cursa el primer año en el conservatorio Amadeo Roldán

Los asistentes lamentaron que hubiera pasado tan rápido el tiempo y terminara así la velada, pero siempre tributaron los merecidos aplausos.

Afortunadamente, solo unas cuadras separan al centro cultural Bertold Brecht del teatro Mella, así que tuve que apresurarme para arribar al programa concebido en esa sala, para las 9 de la noche. 

La primera propuesta de la jornada llegaba de la mano del contrabajista cubano Felipe Cabrera; quien, por primera vez, presentaba su música en el país. Radicado en París hace unos 20 años, ha desarrollado múltiples proyectos en formatos diversos, con los que se ha presentado en disímiles escenarios del mundo. Hasta el momento ha grabado 4 discos con su música; pero aparece en buena cantidad de fonogramas de diversos artistas.

Para la ocasión, Cabrera convocó a dos de sus más cercanos colaboradores en sus quehaceres en el viejo continente: el pianista brasileño Leonardo Montana, y el baterista cubano Lukmil Pérez.

La maestría de estos artistas se hizo patente durante todo el programa, integrado fundamentalmente por obras del disco Night Poems, creado por Cabrera junto a Leonardo Montana en el año 2015. Se pudieron escuchar las piezas Dulce herencia, Agora sim (firmada por Montana) y Ya no están; pieza donde Cabrera terminó visiblemente marcado por la carga emotiva del tema. Para concluir, ejecutaron Horns and horses; obra inspiradas en las guerras independentistas cubanas contra la dominación española del siglo XIX, que aparece en el disco The hiding place, grabado junto a Julie Saury y Carine Bonnefoy en el año 2015. En la misma, Cabrera tiene un marcado protagonismo desde el contrabajo.

Se retiraron en medio de los aplausos, para ceder el espacio a la cantante australiana Emma Pask, y su trio.

Esta cantante, desconocida para el público asistente, llegaba precedida de una historia de participación en proyectos de Big Band, así como en sus colaboraciones frecuentes con el virtuoso artista australiano James Morrison.

Aprovechando sus excelentes cualidades vocales, y su carisma, interpretó un programa basado principalmente en estándares del jazz estadounidense. Para ello, se hizo acompañar del pianista Matt McMahon, del bajista Phil Stack y del baterista Tim Firth; todos con un alto nivel interpretativo y gran capacidad de improvisación.

La conexión con el público fue instantánea con la obra Smack Dab In The Middle, compuesta por Jesse Stone, en la cual McMahon y Firth también se llevaron aplausos. 

De igual forma, resultaron excelentes sus trabajos en I just found out about love (éxito de Nat King Cole, compuesta por Jimmy McHugh) y en Some other spring (éxito de Billie Holiday, escrito por Arthur Herzog, Jr e Irene Kitchings.

En su segundo disco titulado Cosita divina, del año 2015, Pask grabó la versión en español de Quizás, quizás, quizás, del cubano Osvaldo Farrés, popularizada en sus inicios en el mercado norteamericano por Nat King Cole. Para su ejecución esta noche, decidió invitar al longevo músico cubano Enrique Lazaga, quien, con su güiro, siempre realiza un trabajo encomiable, premiado por el auditorio.

Su último tema programado era Crickets sing for Anamaria, obra del brasileño Marcos Valle, grabado por la artista en el disco antes mencionado. En esta ocasión, Firth tuvo un trabajo encomiable, apoyado por los aportes de los músicos cubanos invitados: Augusto Lage en las congas y Dayron Pérez, en las pailas.

Ante la ovación final a la artista, decidió despedirse con una intensa interpretación de la obra Don’t touch me, compuesta por Teddy Edwards; en la cual Matt McMahon (desde el piano), compartió el protagonismo con la cantante; la cual antes de retirarse, se mostró visiblemente emocionada por el éxito de su presentación.

Para concluir la noche, el pianista y compositor cubano Emilio Morales, llegó acompañado de su formato titulado Los nuevos amigos; para compartir un interesante programa.

Sentó credenciales con Emiliango (Changüí para Changó), compuesta por él para su primer disco nombrado Con cierto tumbao, con el cual ganó premio en el certamen Cubadisco 2011. En esta ocasión tuvo un excelente apoyo vocal y coreográfico, por parte Coro diminuto dirigido por Carmen Rosa López.

Le sucedieron las piezas de su inspiración, Chopin en La Habana y Un tres, primera clase. Esta última, Morales la compuso inspirado en el tresero boricua Nelson González. Sin embargo, para este concierto prefirió convocar al laudista cubano Barbarito Torres, quien mostró sus excelentes dotes de improvisación en el instrumento.

Continuando con los homenajes a músicos que han resultado inspiración para Morales, interpretaron la obra Mi Pilón, dedicada a Pacho Alonso y Enrique Bonne, donde tuvieron relevancia Iván Morejón (con su saxofón soprano) y Pablo Cruz (con el saxofón tenor). A continuación, rindieron tributo al desaparecido pianista cubano Emiliano Salvador, versionando su emblemática pieza Puerto Padre.

La despedida llegó con la obra Mozambilio, dedicada Pello el Afrokán; donde nuevamente estuvo invitado el Coro Diminuto, y "el percusionista Carlos "Hueso" Arci con su güiro; para complementar el sonido de su maestro Enrique Lazaga

Terminaba así, la sexta jornada de esta edición del festival internacional Jazz Plaza, donde, una vez más, la música resultó ser la única protagonista. Quedaba entonces todo listo, para la jornada final, mañana domingo.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte