Cerviño, su primer año de estar de otra manera / Por Alex Fleites


cervino-su-primer-ano-de-estar-de-otra-manera-por-alex-fleites

A recordar el primer aniversario de la desaparición física del poeta santiaguero Pedro López Cerviño (1955-2017) estuvo dedicado un intenso programa, entre el 29 de mayo y el 1ro de junio, en la galería de la Sala Covarrubias, del Teatro Nacional de Cuba.

El evento, amorosamente diseñado y gestionado por su viuda, Isabel Hamze, reunió cada día a un nutrido grupo de colegas, amigos y lectores de Cerviño. El día inaugural quedó abierta la exposición de pintura y dibujo de este secreto artista plástico, todo un grafómano, para el cual el descanso distendido implicaba abismarse en el espacio en blanco, en un intento —¿de Sísifo?—por corregirle, adecentarle el rostro a la realidad.

Mapa del laberinto, que así se tituló la muestra, estuvo curada por Rafael Acosta. Y como las obras nunca fueron creadas con el propósito de exhibirse, carecían de título. De modo que también formó parte del trabajo curatorial el nominar, a partir de versos del propio autor, cada una de las piezas, en un contrapunto intertextual donde las palabras señalan un ángulo posible de interpretación, sin por eso renunciar a la polisemia que signa todo gesto artístico.

Reseñar lo ocurrido cada día desborda el marco de este espacio. Valga decir que se presentaron también dos títulos póstumos de Ediciones Santiago: Papeles de la Villa y Técnicas de respiración, ambos de reciente aparición. Además, se dedicó una jornada a recordar su trabajo de guionista en el programa Para leer mañana, inteligente, sensible, ameno y nada sectario espacio televisivo que le ganó no pocos reconocimientos de sus colegas escritores. La Unión Árabe de Cuba patrocinó una lectura dramatizada del poemario Semilla de cedro, a cargo del grupo Pálpito.

Revistas como La Gaceta de Cuba y Amnios, que recogen textos de Cerviño, tuvieron sendos lanzamientos, como parte del programa.

Entresacando en la obra de este autor, cabe citarse los poemarios Otra historia de abril (1988), No se puede matar al timonel (2002), Oreja de campesino (2005), A la espera del juicio (2007) y Trazados en el mapa (2008).

Acudieron a este homenaje, en las diferentes sesiones, los poetas Roberto Manzano, Reynaldo García Blanco, Soleida Ríos, Oscar Cruz, Omar López y Alpidio Alonso; y los trovadores Augusto Blanca y Frank Martínez, entre otros. Fernando Rojas, viceministro de Cultura, estuvo presente.

Junto a Isabel Hamze, también sirvió de anfitriona la teatróloga y docente Isabel López Hamze, una de sus hijas.

Además de poeta, Cerviño fue un incansable promotor cultural, tanto en su natal Santiago como en La Habana. En el momento del deceso fungía como coordinador editorial de la revista de poesía Amnios.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte