Comenzó el Fiestón: V Festival de Música Alternativa Ciudad del Mar


comenzo-el-fieston-v-festival-de-musica-alternativa-ciudad-del-mar

¡Comenzó el Fiestón! Y no es una frase hecha; es precisamente así como escuché decir a una de las asistentes al concierto que inició la V edición del Festival de Música Alternativa Ciudad del Mar.

Minutos antes de comenzar el concierto el Periódico Cubarte pudo hablar con Jorge Luis Robaina, director de la agrupación y presidente del festival en cuestión, y nos comentó sobre sus expectativas. "Para llegar a esta V edición se han logrado muchas cosas, pero lo más importante es que vengan a presentarse artistas que se identifican con la defensa de la buena música, sin distinción de géneros musicales".

La primera jornada de El Fiestón fue ampliamente disfrutada por el público cienfueguero que se llegó hasta la Plaza de La Aduana para pasar unas horas a ritmo de Karamba, David y Ernesto Blanco. ¿Y quién dice que el cubano solo baila timba, salsa o son? También le gusta el pop-rock y si es bueno y viene de la mano de estos artistas, ¿quién dice que no lo baila?

Cierto es que se había anunciado que comenzaba el concierto sobre las diez de la noche, pero realmente fue después de las once. Pero la noche era fresca; bueno, realmente hacía un poco de calor pero ese fresco que regala esa bella bahía cienfueguera que aun en su oscuridad silenciosa permitió que las altas temperaturas no fueran motivo para ausentarse.

Karamba abrió el espectáculo con su repertorio habitual y con las versiones de Soldadito marinero, Muévete y El Rey. Aunque era una noche de pop-rock el público siempre pidió estas últimas versiones... y ¡karamba!, cómo se las iban a negar.

Luego llegaron Ernesto y David, en ese orden, y parecía que el concierto no tenía para cuando acabar. Terminó sobre las tres de la madrugada pero creo que solo quien estaba tomando nota para escribir esto se dio cuenta de la hora porque, será por la mirada bendita de esa bahía que acogía la primera jornada del festival o algo, pero no se veía nadie agotado; mas bien con necesidad de tener más opciones para escuchar buena música. Tal vez por eso el éxtasis con el que disfrutaron el concierto.

Describir la afluencia de público es un poco difícil pero  estos datos tal vez ilustren un poco.  La Plaza de la Aduana, al menos el área donde se hizo el concierto, tenía algo más de 100 metros de largo por 28 de ancho y estaba llena. Todos disfrutaron de esta fiesta a la que le faltan todavía tres noches.

Ya comenzó el Fiestón, repito, y seguirá hasta el día 8.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte