El público premió a Sergio & Serguéi: una película sobre la amistad / Por: Susana Méndez Muñoz


el-publico-premio-a-sergio-serguei-una-pelicula-sobre-la-amistad-por-susana-mendez-munoz
Foto: Susana Méndez Muñoz.

 

La cinta cubana Sergio & Serguéi del reconocido realizador Ernesto Daranas, dominó el  Premio del Público en la 39 edición del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y mereció además el Premio Vitral de la Asociación Cubana del Audiovisual (ACAV).

En septiembre pasado esta película había tenido su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Toronto 2017, y desde ese momento ha recibido una gran aceptación por lo que este lauro no sorprende.

No sorprende tampoco porque el cine de Daranas maneja claves y códigos que le permiten lograr una comunicación con el espectador, y este con sus referentes y valores universales como lo esencial de la amistad, que es el caso.

A tener siempre en cuenta están Los dioses rotos (2008), selección de Cuba para los Oscar y galardonada en varios eventos internacionales y Conducta (2014), también selección nacional para los Oscar y ganadora de más de medio centenar de premios en festivales de América, Asia y Europa.

Sus personajes aquí son Sergio, protagonizado por el actor Tomás Cao, un profesor cubano de Marxismo y radioaficionado, que no sabe qué hacer para reorientar su vida, y Serguéi, encarnado por Héctor Noas, el último cosmonauta soviético que se encuentra casi olvidado en la averiada estación orbital Mir; ambos se comunican, dando origen así a una amistad que les ayudará a enfrentar los drásticos cambios que tendrán lugar en sus respectivos países.

El reparto de la cinta está integrado además por Mario Guerra y Yuliet Cruz, entre otros actores del patio, a los que se suma la actuación del norteamericano Ron Perlman, que tiene una larga trayectoria en televisión y cine, y desde el año 1997 ha intervenido en diferentes roles en video juegos; en Cuba es conocido por desempeñar el personaje de Vincent, en la serie La Bella y la Bestia (1987-1990) junto a su compatriota Linda Hamilton.

Ernesto Daranas compartió el guión de la película con Marta Daranas, y el joven Alejandro Menéndez tuvo a su cargo la fotografía; Sergio & Serguéi es una coproducción entre Mediapro, RTV Comercial y el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

Antes de la noche de los Corales, Daranas y parte de su staff sostuvieron un encuentro con la prensa en el que revelaron detalles del rodaje y sus complejidades, de la construcción de los personajes y reflexionaron acerca del trasfondo espiritual del largometraje.

Ron Perlman fue blanco lógico de muchas preguntas; sobre su experiencia en el estreno aseguró: «fue emocionante, podía sentir al público todo el tiempo; se reían con cada cosa graciosa y se mantenían callados y reverentes con cada escena conmovedora, y la recepción al final estuvo llena de genuino y puro amor; a mí lo único que me importa es como el público cubano recibe este filme».

Confesó su preferencia por el cine independiente, por lo que ha abierto su propio estudio y explicó que para hacer Sergio & Serguéi requirió el permiso de la Asociación de Actores de Estados Unidos; «venir aquí y trabajar en un proyecto cubano es una muy buena sensación».

Al desafío físico que resultó el trabajo con cuerdas para dar la idea de la gravedad cero en el filme se refirió Ernesto Daranas, y a propósito Mario Guerra narró su experiencia de «levitación» cinematográfica que le resultó muy divertida y advirtió que el tono del personaje nace de ese juego que propone el guión.

Daranas, al ser interrogado sobre el carácter de farsa de su pieza, aseguró que quiso abordar «esas cosas que nos tomamos en serio y que no merecen ser tomadas en serio; en nuestra vida cotidiana conviven nuestras luchas, trabajos y sueños con personajes de opereta (…) me niego a tomar en serio a estos personajes de opereta».

Comentó también que determinó lograr un distanciamiento con el período especial, verlo desde otra perspectiva, por eso se narra por el personaje de una niña, como una forma de acercar el discurso cinematográfico a los jóvenes.

Asimismo advirtió que todos los elementos que rompen con la realidad en el filme, tienen la intención de hablar de la realidad.

Mario Guerra aseguró que la cinta es profunda, pero noble y también nostálgica. «No creo que el arte arregle nada pero al menos puede descolocar al espectador, perturbarlo, lograr que cuando se vaya del cine, reflexione».

Yuliet Cruz destacó la maestría e inteligencia de Daranas en la dirección de actores, lo cual redunda en el equilibrio en las actuaciones de todo el reparto.

Este por su parte expresó que para él lo esencial —y ha sido el tema en sus tres filmes— es la autoestima, el autoreconocimiento como cubanos sea cual sea el personaje, un marginal o una maestra.

El popular actor Héctor Noas reveló que para él era fundamental que apareciera a través de Sergei la nobleza y capacidad de sacrifico del pueblo soviético, «para mí es importante siempre sacar todo lo que está dentro del personaje».

«Esta película habla fundamentalmente de la amistad, de lo que prevalece, de lo que perdura, más allá de las coyunturas políticas; (…) es una historia sobre gente buena. Sergio es un buen hombre, un cubano, que se merece lo mejor», declaró Daranas.

 

Publicado: 17 de diciembre de 2017.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte