El punto cubano: la celebración de nuestro patrimonio inmaterial


el-punto-cubano-la-celebracion-de-nuestro-patrimonio-inmaterial

En el año 2012 fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación Cubana el Punto cubano, una de las manifestaciones más genuinas de nuestra cultura. El Punto guajiro o Punto cubano, la improvisación en décimas de forma cantada con acompañamiento musical, de procedencia y supervivencia rural, y practicado también en las ciudades  de Cuba, fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en la República de Corea, el pasado 6 de diciembre.

Para celebrar este acontecimiento, en las provincias del país se vienen desarrollando guateques y peñas de improvisación y jornadas de homenaje a los portadores de esta legítima expresión cultural, entre ellos Jesús Orta Ruíz, el Indio Naborí. En el teatro Abelardo Estorino del Ministerio de Cultura, la presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, Gladys Collazo, expresó: “Al punto cubano no hay que reanimarlo, no hay que rescatarlo, no hay que hacerlo resurgir. El punto cubano está vivo y forma parte de nuestra identidad”.

Con esta inscripción suman tres los elementos que Cuba tiene en la lista representativa del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco, junto a la Tumba francesa y la Rumba. Luis Álvarez, Papillo, quien dirige el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado, comentó: “Somos portadores de una tradición que está viva en el espíritu y en la identidad del cubano. La Unesco ha reconocido algo que ya nosotros teníamos asumido. Ahora nos toca defenderlo, tenemos un compromiso superior”.

La delegación cubana presente en la decimosegunda sesión del Comité para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial defendió esta importante nominación y destacó que el punto cubano es un elemento identitario de la nación que propicia el diálogo y expresa los sentimientos, conocimientos y valores de las comunidades que lo practican.

Diango González, al frente del Consejo Nacional de Casas de Cultura, agradeció la comunión de esfuerzos entre el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, el Instituto Cubano de la Música, el Consejo Nacional de Casas de Cultura y el Centro Iberoamericano de la Décima y el Verso Improvisado.

En el teatro Abelardo Estorino se dieron cita importantes exponentes del repentismo, entre ellos Marisol Guillama, María del Carmen Prieto, Emiliano Sardiñas y Alexis Díaz Pimienta, quienes se unieron a la improvisación y a la celebración de nuestro patrimonio cultural.

Durante el próximo año se pretenden acciones para el fortalecimiento del trabajo en los talleres de improvisación, peñas campesinas, un programa de desarrollo de la décima y el Clásico Nacional del Punto Cubano, donde las provincias se enfrentan en un reto con sus equipos de tonadistas, repentistas e intérpretes. Además, está prevista la inauguración de la Casa de la Décima en Ciego de Ávila.

Jornadas para festejar la cubanía, para homenajear a todos los repentistas, poetas, cantores, estudiosos e investigadores de la música campesina cubana, así como a los cultores y portadores de una manifestación que ocupa un lugar fundamental en nuestra cultura.

 

Publicado: 26 de diciembre de 2017.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte