El Réquiem de Danza Contemporánea de Cuba


el-requiem-de-danza-contemporanea-de-cuba
Fotos: Adolfo Izquierdo.

Música en vivo, coro seductor, imágenes envolventes, movimientos espontáneos y contradictorios se hacen protagonistas de Réquiem. La obra más reciente de la compañía Danza Contemporánea de Cuba (DCC) presentada en el Gran Teatro de la Habana "Alicia Alonso", asegura también para este fin de semana una obra de arte total.

Cumpleañera es la compañía que hoy nos propone la nueva súper producción. Tras 60 de años de transcurso profesional, con grandes éxitos, siempre en busca de lo novedoso y la calidad coreográfica DCC es muestra de una compañía de éxito a nivel internacional.

Coreografiada por George Céspedes, la obra toma como pretexto y título la obra compuesta por Mozart en el año 1791. La pieza está compuesta para orquesta sinfónica, coro y voces solistas (soprano, contralto, tenor y bajo), elementos que se preservan en la obra coreográfica.

En correspondencia con la intención de Céspedes, el réquiem es un acto litúrgico católico celebrado tras el fallecimiento de una persona. Según el programa de mano la pieza coreográfica es “un concierto teatralizado en honor a los que fallecen cada minuto en el planeta. Un concierto en honor a la vida”.

El coreógrafo, autor de obras como Matria Etnocentra e Indentidad -1, es reconocido por el buen manejo de las masas en escena. Esta vez 41 bailarines son los encargados de llevar coreográficamente el ritmo de la obra. El modelo de confección escénica presente ha funcionado eficientemente para DCC. Carmina Burana es el antecedente de la obra en cuestión, en la que se emplean prácticamente los mismos recursos escénicos. El Teatro Lírico Nacional y la Orquesta del Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso” completaron majestuosamente la fórmula propuesta de la más reciente producción. Cierto es que la combinación de las voces del coro junto a los solistas, la estructura de los andamios donde se ubican los artistas de la voz, la magia que crean las luces, el diseño de vestuario y el diálogo entre ellos está bien logrado.

La calidad del espectáculo es irrefutable, majestuosa por cualquier ángulo. El ímpetu y la entrega que siempre ha caracterizado a los bailarines de la compañía no se hicieron esperar en Réquiem. Pero llama la atención el por qué George Céspedes crea dos obras de este nivel con tanta similitud. Existen muchas maneras de explotar e imbricar los elementos de la obra, puesto que la vía reproductiva deja un vacío que siempre Danza Contemporánea ha sabido satisfacer.

Felicidades por el 60 aniversario de Danza Contemporánea de Cuba, madre de la danza cubana y motivo de orgullo de nuestra cultura. Réquiem es evidencia del trabajo riguroso y exigente de los integrantes de la compañía dirigida por el reciente Premio Nacional de la Danza, el maestro Miguel Iglesias. Es Réquiem más que música, más que coreografía y más que imagen. Requiem es arte por encima de todo.


1 comentarios

Mónica
4 de Marzo de 2019 a las 10:54

el buen feeling entre todas las compañias fue evidente, era imposible que dicha pieza quedara mal. Felicidades por el majestuoso trabajo.

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte