Por el Patrimonio Mundial.

 

"/> Por el Patrimonio Mundial.

 

"/> Portal Cubarte  -  La red de museos en aniversario. ¿Conmemoración o recapitulación? (I)

La red de museos en aniversario. ¿Conmemoración o recapitulación? (I)


la-red-de-museos-en-aniversario-conmemoracion-o-recapitulacion-i

El año 2016 se presenta al patrimonio cultural cubano como un período de consolidación y afianzamiento; aproximadamente 70 instituciones de la red de museos, entre ellas 19 extensiones, estarán cumpliendo aniversario cerrado, considerando por tal los múltiplos de un lustro. Si no desdeñamos del todo el criterio de que parte sustancial de nuestro desarrollo cultural encuentra en las efemérides una fuerza motriz vital, entonces entenderemos que el aniversario de una institución patrimonial motivará a que el personal vinculado a ellas centre la atención en su historia y, de forma particular, en la preparación de festejos, galas o ceremonias en función del camino recorrido. Sin embargo, ¿se acompañan estos aniversarios de una exhaustiva revisión y un detenido examen en su futura proyección desde una teoría de la museología contemporánea?

Pero no solo el futuro deviene un reto para nuestras instituciones patrimoniales; por el contrario merece atención también la génesis de cada una de ellas. Los museos y sitios históricos, como las villas y ciudades, establecen su fecha de origen desde diferentes criterios, postura que dificulta la comprensión del devenir de la museología en Cuba. Mientras para unos el punto de partida está en la fecha en que se elige la junta directiva del patronato que se encargará de la gestión y el fomento de las colecciones; para otros se toma el instante en que se pone a consideración del público un discurso cuyos exponentes narran una historia en cualquiera de los ámbitos de la cultura universal, nacional, regional o local, al margen de que dicha exposición se haga en una sede temporal o permanente. En nuestro contexto el problema se acrecienta cuando por determinadas razones, básicamente económicas o políticas, determinados períodos se sumergen en una amnesia total, se acomete una restauración capital o se cambia de inmueble o contenedor e incluso, cuando por un cambio de tipología se precisa reajustar sus colecciones, proceso inverso al que establece la teoría museológica en relación con el museo en su concepto tradicional.  Veamos algunos ejemplos.

El Museo Provincial de Sancti Spíritus abrió al público en un inmueble ubicado en la calle Céspedes no. 11 Sur el 22 de mayo de 1981, trasladándose a la calle Máximo Gómez no. 3 Norte el 7 de noviembre del 2000, valiosa casa del repertorio doméstico cuya antigüedad y huella patrimonial corrobora la inscripción que reza en uno de los tirantes de su cubierta: “Esta casa del capitán Don Pedro de Castañeda y Gregoria Ranzolí, alabado sea el santísimo y se acabó el 2 de enero de 1740”. Si su imagen está marcada por esta joya arquitectónica, se guía para sus festejos la exhibición de sus exponentes en Céspedes 11 Sur. El Provincial de Ciego de Ávila, Coronel Simón Reyes Hernández, a pesar de que no es hasta el 27 de diciembre de 2006 que ocupa el inmueble financiado por el asturiano Alejandro Suero Baldín para Casino Español de la ciudad en el siglo XIX, hoy en Honorato del Castillo no. 59 (Premio de Conservación 2015), celebra su aniversario en relación con el 13 de marzo de 1983 cuando abrió en el antiguo Instituto de Segunda Enseñanza; y, el Museo Provincial Palacio de Junco. Por su lado, sostiene como fecha inaugural el 6 de septiembre de 1959, aunque no ocupa dicho palacio hasta el 13 de diciembre de 1980, culminada su restauración bajo el proyecto del arquitecto Daniel Taboada Espiniella.

De mayor ilustración el Museo Municipal de Puerto Padre tiene sus antecedentes en la sala de Ciencias Naturales creada en 1980; el 14 de febrero de 1981 se da apertura al Museo Municipal de Historia y el 4 de febrero de 1988 al Museo Municipal Fernando García Peralta en la antigua sede del Liceo de la Ciudad, optando para los festejos el 14 de febrero por lo que próximamente celebrará su 35 aniversario.  

Un caso paradigmático podría ser el Monumento al descarrilamiento del Tren Blindado en Santa Clara, emplazado en la intercepción de la Avenida de la Liberación (Carretera a Camajuaní) y el Crucero del Ferrocarril, sitio histórico que como extensión atiende el Museo Provincial de Villa Clara y que fuera declarado Monumento Nacional por la resolución 82 del 30 de enero de 1990 atendiendo a su valor histórico. La Guía de Arquitectura y Paisaje de Las Villas y Matanzas indica que el monumento inicial fue erigido el 29 de diciembre de 1971 y reinaugurado, luego de la intervención del escultor Lázaro Bencomo (Delarra), el 13 de julio de 1986. ¿Cuántos años y en relación con qué fecha cumplirá su aniversario este Monumento en el 2016? ¿45 o 30?

Aunque por la historia en la gestión patrimonial, particularmente por la obra de la Oficina del Historiador de la Ciudad, La Habana lleva la primacía en los aniversarios cerrados durante este año, con 16 instituciones, todo el territorio nacional tendrá motivo de gala.  En orden cuantitativo siguen a La Habana las provincias Artemisa, Matanzas y Santiago de Cuba (con 8 cada una), Holguín (6); Granma y Sancti Spíritus (4); Camagüey (3); el municipio especial de la Isla de la Juventud, Las Tunas, Cienfuegos y Villa Clara (2) y Guantánamo, Ciego de Ávila y Pinar del Río (1). Cada institución merece un estudio y, en consecuencia de ello, una íntegra presentación, que por problema de espacio no será posible.   

La territorialidad, la naturaleza de las instituciones y sus colecciones, así como el lugar que ocupan dentro del patrimonio de la nación, desborda cualquier mirar reduccionista a este sistema de instituciones; de ahí que nos aproximemos a él desde varias perspectivas, especialmente con el interés de reconocer en su conjunto un valor que desborda las tradicionales funciones para los que fueron creados los museos: la clasificación y ordenamiento, la conservación, la investigación y promoción de aquellas evidencias del pasado que permitirán al hombre actual comprender el desarrollo de los procesos naturales y culturales. Las instituciones patrimoniales atesoran un bien que pertenece a la humanidad, pero su cuidado y socialización corresponde a la comunidad que le sirve de enclave, amén a que se trate solo de un préstamo o depósito temporal. Al mismo tiempo, tanto los bienes muebles como el edificio que le sirve de contenedor cualifican el espacio/territorio y la comunidad desde su valor contextual. Para esta ocasión centraremos la atención en aquellas que participan de forma directa al Patrimonio Mundial, dejando espacio en otra ocasión para las que adquieren connotación nacional y local.

Contribuyen a la cualificación de la Habana Vieja y su Sistema de Fortificaciones Coloniales, Patrimonio Mundial desde 1982, bajo la dirección de la Oficina del Historiador de la Ciudad, el Museo de la Armería, que el 9 de abril celebrará su 45 aniversario; la Casa Museo de África, que el 6 de enero cumplió 30; el Museo de la Orfebrería, 20 (18 de mayo); el Museo del Naipe y el Coche Mambí, 15 (2 de mayo y 22 de diciembre respectivamente) y el Museo de Pintura Mural, 10 (16 de noviembre). Se suman a ello el Museo Nacional de la Música en su 45 aniversario (9 de septiembre), bajo la dirección del Ministerio de Cultura y el Instituto de la Música; y el Parque Histórico Militar Morro-Cabaña en su 25 (2 de junio), a cargo del MINFAR.

En similares coordenadas se encuentran el Museo La Isabelica, en Santiago de Cuba, y el Museo de Arqueología Guamuhaya en Trinidad. Emplazado en una edificación construida entre finales del siglo XVIII e inicios del XIX en el Km 16 de la carretera de la Gran Piedra, la casa de vivienda del cafetal La Isabelica ofrece un rico testimonio etnográfico y antropológico para comprender la incidencia de la cultura franco haitiana en la idiosincrasia de la región santiaguera. Inaugurada el 18 de mayo de 1961, por lo que arribará a sus 55 años, La Isabelica es una obra que no solo se vincula a La Gran Piedra, Sitio Natural declarado Monumento Nacional mediante resolución 101 del 30 de diciembre de 1991, sino también al “Paisaje Arqueológico de las Primeras Plantaciones de Café del Sudeste de Cuba”, Patrimonio Mundial declarado en el 2000. La Isabelica es uno de los exponentes de la “arquitectura vernácula e industrial que se amoldan al exuberante entorno natural que las rodea”. (1)

Por su lado, el Museo de Arqueología Guamuhaya abrió al público el 15 de mayo de 1976, lo que le coloca a las puertas de su 40 aniversario y constituye uno de los inmuebles que otorgan unidad a la declaratoria de Trinidad y el Valle de los Ingenios desde 1988, particularmente al entorno de su Plaza Mayor, pues tiene su sede en la antigua Casa Padrón construida en Desengaño esquina a Real del Jigüe, una joya de la arquitectura doméstica trinitaria que en los años 70 se restaurara bajo la dirección del arqueólogo Alfredo Rankin Santander.  

¿Cuáles de las instituciones en aniversario dialogan de forma directa o indirecta con la condición de Monumentos Nacionales y Locales? ¿En qué medida se reconoce en ellas la memoria colectiva de su contexto cultural? Estas son algunas de las interrogantes que merecen otro espacio.  

 

 

 

NOTAS:

 

(1) “La Gran Piedra”, Monumentos Nacionales de la República de Cuba, Patrimonio Cultural. Consejo Nacional, p. 54.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte