Las antiprincesas y antihéroes de Chirimbote en La Habana


las-antiprincesas-y-antiheroes-de-chirimbote-en-la-habana

Este verano la Casa de las Américas ha sido visitada por jóvenes artistas e intelectuales de nuestra región para participar en su II Taller Cartografías del pensamiento y la creación joven en las Américas en el siglo XXI, inserto en el evento Casa Tomada. Encuentro que surgiera en el 2009, como proyecto interdisciplinario, dirigido a crear un espacio de intercambio entre los jóvenes del hemisferio, motivar la formación de una juventud que se abre camino en la izquierda latinoamericana, así como estimular diversas formas de creación artística e intelectual en la contemporaneidad.

En este segundo encuentro participó un trío entusiasta de jóvenes argentinos, creadores e integrantes de la Editorial Chirimbote para niños y jóvenes, que vinieron de Buenos Aires a conocer Cuba e impartir el Taller La autogestión, desde la idea hasta el libro, también una charla que titularon Los pasos de la editorial Chirimbote. Autogestión con perspectiva de género y finalmente el último día del evento, realizaron la presentación de sus ediciones, bajo el título, Antiprincesas y antihéroes. Nuestra historia sin esterotipos, momento en que lanzaron tres ediciones con la Editorial Caminos, del Centro Martin Luther King de La Habana.

Los protagonistas de esta pequeña empresa cooperativa independiente que se iniciara hace solo tres años son Nadia Fink, Emiliano Pitú Saá y Martín Azcurra: escritora, ilustrador y diseñador respectivamente. Ellos se han propuesto, como reza en su nota editorial con la colección Antiprincesas, dar a conocer historias de mujeres de América Latina, “lejos de las princesas que viven en castillos enormes y fríos, que rompieron los moldes de la época y salieron a hacer sus propios caminos”.

En Casa de las Américas presentaron tres breves publicaciones ilustradas sobre las vidas de Violeta Parra, Frida Kahlo y Juana Azurduy.

Resulta en todo sentido transformador su mensaje editorial, que se lanza de a lleno a romper esquemas, estereotipos, y convenciones que limitan la aprehensión del mundo de forma homogeneizadora, en un mundo patriarcal, autocéntrico, donde solo los adultos tienen la razón, como expresara Pitú, el ilustrador, durante el lanzamiento en la institución. Además, la labor de este reducido equipo, se dirige en la práctica a interrelacionarse con instituciones educativas, organizaciones sociales y medios comunitarios en la Argentina de hoy, con la esperanza de llegar con estos mensajes de antihéroes y antiprincesas, o mejor decir, sobre nuestros héroes y nuestras verdaderas “princesas” latinoamericanas, a la mayor cantidad de niños y jóvenes, o de chicos y chicas, como ellos les llaman.

Para llegar a la infancia, no dejaron de tomar en consideración la lectura digital, de ahí que el diseño de sus publicaciones integre, en el soporte papel, una composición donde se abren pequeñas ventanas, como comentarios aclaratorios y también imágenes, de modo que a los pequeños lectores les resulte familiar esta visualidad a la que ya están acostumbrados en la pantalla digital.

Según Emiliano Saá, Pitú, ilustrador ―quien me ofreció una breve entrevista al final de la presentación de los libros en Casa de las Américas ―, el proceso de creación de la idea es conjunto muchas veces, entre la escritora y él, y ambos se motivan mutuamente, en un trabajo en el que parten de una investigación de la época y del personaje a tratar.

Los títulos Frida Kahlo, el primero que publicaron en su editorial, y el de Violeta Parra, por ejemplo, son refrescantes y breves, mas sobre todo pedagógicos acercamientos a las biografías de estas maravillosas mujeres artistas de nuestra región.

Una de las anécdotas narradas por Nadia Fink, en el Taller que impartieron en Casa, era representativa en esa dirección, al abordar los cambios que se producen bajo estas otras miradas alternativas a aquellas otras más publicitadas, así, ahora mismo señaló, ya variaban los modos de autorrepresentación en que se querían ver las propias niñas, cuando ya no se disfrazaban de princesas en sus cumpleaños, sino con un vestuario que imitara al de Frida Kahlo o al de la propia Violeta Parra, por ejemplo.

En un mundo actual, dominado por las megacorporaciones que cada vez asimilan más a las pequeñas empresas editoriales, si es que no desaparecen estas, Chirimbote ilustra un loable esfuerzo desde la autogestión de los procesos para subsistir, así como por su trabajo encaminado a atraer la mirada sobre la dimensión de personalidades de la historia de nuestra cultura, de justos valores a inculcar en los niños y niñas, a la vez que motivar por temas como el género, la libertad de creación y la valoración de la identidad de nuestros pueblos, entre otros que han abordado. Igualmente se propusieron llamar la atención de los movimientos sociales, y de izquierda, para que otorgaran relieve a estas problemáticas, y redimensionaran su atención a la infancia y adolescencia en Argentina.

El cierre de las actividades de Chirimbote en Casa de las Américas no pudo ser mejor, cuando se incorporaron a la presentación de los libros los niños y niñas que se hallaban en el Taller Cartonera de este verano en Va por la Casa. Allí, en la Sala de Lectura de la Biblioteca de Casa de las Américas, los pequeños realizaron ilustraciones en pequeños cuadernos de cartón cual libros, luego de escuchar el cuento “El hombrecito verde y su pájaro”, de Laura Devetach, brevísima narración que se les leyó para motivarles, y que integra el volumen homónimo de cuentos, publicada por Ediciones Santillana S.A., en Buenos Aires, 2015.

“Hay también brujas buenas”, no todas son tan malas como en las películas y los cuentos que casi siempre ven ―les comentó Nadia Fink, durante la presentación de las publicaciones de Chirimbote,  mientras les repartía las tres coediciones al grupo de niños―. “Pueden ser brujas que conocen de infusiones y muchas otras cosas que nos ayudan y mejoran”, les aseguró.

Desde La Habana y casi al final del evento mayor, II Taller Casa Tomada, en Casa de las Américas, despedimos a los argentinos Nadia, Pitú y Martín, y les congratulamos por su meritorio empeño y laboriosidad.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte