Música cubana de familia López-Nussa acapara aplausos en EE.UU. (+ Fotos)


musica-cubana-de-familia-lopez-nussa-acapara-aplausos-en-eeuu-fotos

Washington.- Los constantes aplausos evidenciaron la satisfacción de los asistentes al concierto de la familia López-Nussa durante el festival Artes de Cuba: de la isla al mundo, que prosigue hoy en la capital estadounidense.

Con su sola presencia en el escenario del Teatro de la Terraza del Centro John F. Kennedy para las Artes Escénicas, sin haber tocado la primera pieza, los pianistas Harold y Ernán, el percusionista Ruy, y el encargado de los tambores Ruy Adrián recibieron la ovación inicial.

Juntos a los López-Nussa también entraron en escena anoche el bajista Julio César González y el trompetista Mayquel González para seguidamente interpretar Guajira, de Ruy Adrián, como preámbulo de una exquisita presentación. Después vinieron las ejecuciones, con perfecta armonía entre los músicos y en medio de los halagos del auditorio, de Dinga, Donga, Dunga (Ernán); Cimarrón (Harold); Figuraciones (Ernán); y una versión de Footprints, del saxofonista norteamericano Wayne Shorter.

La variante del famoso tema Capullito de Alelí tuvo una gran aceptación por los presentes, y algo similar ocurrió con las creaciones de Ernán nombradas Isla y Momo, esta última expuesta a dos pianos junto a su sobrino Harold.

En breves palabras a la concurrencia, este músico lamentó la caída de un avión con más de 100 pasajeros en su país, y el tiroteo en una escuela del estado norteamericano de Texas, que dejó 10 muertos, y ofreció condolencias a los familiares de las víctimas de ambas tragedias.

Por otra parte, Ruy y Ruy Adrián, padre e hijo, en mezcla perfecta de experiencia y juventud, dieron vida a un toque a dúo que levantó de sus asientos a los espectadores. Como colofón y ante un público que no quería dejar ir a los artistas en este recorrido musical por lo clásico y lo popular, sobre todo el jazz, sonó la llamada Conga Lopeznussística.

Al promover esta presentación, el Centro Kennedy, sede de dicho evento del 8 de mayo al 3 de junio, recordó que los López-Nussa se han ganado una reputación como compositores, arreglistas e intérpretes, al actuar en lugares y festivales de todo el mundo.

Interrogado por Prensa Latina tras el concierto, Ruy expresó que el público estadounidense evidenció su deseo de acercarse al arte y a la manera de ser de los cubanos, pues, agregó, "quizás nos conocerán unos cuantos de quienes vinieron, pero no todos ellos".

Esto es una manera de romper el muro que ha existido durante mucho tiempo, manifestó el percusionista en alusión al bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba hace más de 55 años.

Hay gentes que aman la música, el arte de la isla, que ha estado bloqueado, pero se imponen a eso, la barrera se va rompiendo, y entonces nos podemos disfrutar mutuamente, destacó.

Además, este viernes se presentó junto a su cuarteto Sí o Sí en el espacio bautizado como Club Cubano el talentoso percusionista y compositor de la mayor de las Antillas, radicado en Estados Unidos, Dafnis Prieto.

El Escenario Milenio acogió a la compositora y pianista cubana Keyla Orozco, junto a otros músicos coterráneos residentes también en suelo norteamericano, y al aclamado bailarín austríaco Max Pollak, conocido por la creación del Rumba Tap, que combina el baile estadounidense con música y danza afrocubanas.

Para este sábado, está prevista la primera presentación de Argos Teatro, con la obra Diez Millones, y un concierto de la Orquesta Los Van Van.

 

Por Diony Sanabia


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte