Música cubana: el dime que te diré de un baile inconcluso


musica-cubana-el-dime-que-te-dire-de-un-baile-inconcluso

La música popular cubana, tan rica como puede ser, es objeto de constante estudio por especialistas y simples entusiastas, tema casi obligatorio de cualquier conversación que se respete si algún nacido en esta isla se incluye entre los interlocutores, y por si fuera poco puede ser causa de peleas irreconciliables, aunque sobre otros asuntos los humores no se exalten del mismo modo.

La música popular cubana es quizás, con el perdón de todo lo demás, la expresión cultural identitaria por excelencia de la idiosincrasia insular, y como tal se lleva adentro, se sigue, sufre, disfruta e hiperboliza cuando se convierte en la comidilla del día con aquello de “escuchaste el nuevo tema de Fulano”, o “viste el nuevo video de Mengano”.

Seguirle el pulso a la música popular cubana puede ser tan complejo como seguir la tabla de resultados de la Liga Española de Fútbol, siempre hay algo nuevo, un elemento sorpresa, y ese dinamismo es lo que la mantiene tan viva como la cotidianidad de la Isla.

De ahí, y como se dice “entramos en materia”, la necesidad de contar con publicaciones de diverso tipo que recojan los acontecimientos que marcan su evolución desde varias aristas, que ayuden a entender sus dinámicas y las traduzcan para los posteriores estudios sobre situaciones, tendencias y momentos que indudablemente tendrán su repercusión en los modos de hacer del mañana. Siguiendo esta línea les invito a leer Apuntes para un baile inconcluso: entrevistas a músicos cubanos y otros diretes, libro que recoge una serie de artículos periodísticos concebidos para diferentes publicaciones a lo largo de los años por el investigador y crítico Emir García Meralla, y que ahora son recopilados en un solo volumen por Ediciones Cubanas.

Apuntes… propone una lectura sencilla y amena de conversaciones con músicos cubanos que de una forma u otra han contribuido a dibujar el mapa de la música popular contemporánea. Las entrevistas fueron inicialmente publicadas en La Gaceta de Cuba, las revistas Salsa Cubana, Temas, Musicalia II, y durante su estancia en la Agencia Prensa Latina, y aunque algunos de estos textos vieron la luz hace algunos años, mantienen una actualidad extraordinaria, sobre todo si se quiere entender qué sucede hoy con nuestra música.

Abre Apuntes… una entrevista al fallecido Adriano Rodríguez, un artista único en Cuba con décadas sobre los escenarios, un cantante que fue testigo activo de acontecimientos notables dentro de la cultura cubana, y con sencillez y humildad supo asumir una parte imprescindible de la música cubana sin distinciones de género. Adriano, Premio Nacional de Música en 2013, compartido con César “Pupy” Pedroso (otro de los entrevistados) cede la palabra al maestro Juan Formell, tampoco entre nosotros, al que siguen otros imprescindibles del pentagrama insular como Frank Fernández, Joaquín Betancourt, Edesio Alejandro, Manolito Simonet, Rembert Egües, Germán Velazco, Demetrio Muñiz, y Alain Daniel (un artista que, a mi humilde consideración, debe ser más seguido de cerca); también aparece una interesante conversación con el musicólogo Radamés Giro, uno de los culpables de que Apuntes… llegue a la imprenta.

Lo testimonial de las entrevistas cede lugar a las apreciaciones personales del autor sobre determinados sucesos de la música popular cubana, plasmados en comentarios de agudo ejercicio de pensamiento (claro está, respaldados por un sólido bagaje cultural) y un estilo narrativo muy ameno. De esta forma García Meralla nos lleva de la mano en un viaje que se remonta a figuras y tiempos tan interesantes como los de Pacho Alonso, un cantante al que los posteriores deben mucho; y el álgido decenio de 1970, época de transformaciones medulares dentro de la música popular cubana, marcada por el surgimiento de importantes agrupaciones y estilos sonoros; Irakere y la explosión que en términos de exportación de la música nacional significó su aparición sobre los escenarios; y el posterior surgimiento y consolidación de la timba como catalizador de años de experimentación, transgresión y creación de los músicos cubanos.

La evolución de la música cubana en las últimas décadas queda reflejada en los diferentes textos, de una forma u otra, Apuntes… más que un pase de revista, es una provocación, una invitación a reflexionar sobre lo que en materia de música mueve a los cubanos desde hace décadas. Podemos o no estar de acuerdo, el autor lo sabe y en consecuencia deja espacios abiertos para el debate sano y constructivo a partir de las ideas que comparte. Al final, como bien dice en el título, es un baile inconcluso, para el último pasillo falta mucho.    


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte