Proteger, conservar y promover el Patrimonio Cultural


proteger-conservar-y-promover-el-patrimonio-cultural
Fotos: Cortesía de la autora.

El balance del trabajo desplegado por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural en el año 2018 tuvo lugar en el Museo Nacional de Artes Decorativas de esta capital con la participación de todos sus trabajadores y de los directivos de las instituciones que al mismo se subordinan.

A partir de un documento que sintetizó los principales logros y dificultades, así como los objetivos de trabajo para el  presente año, Gladys Collazo, presidenta de ese consejo, analizó las fortalezas, debilidades, amenazas y oportunidades actuales de un sistema de instituciones que son pilar fundamental en la salvaguarda de la memoria material e inmaterial de la cultura de la nación.

Collazo aseguró que el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural ha avanzado en su misión primera de proteger, conservar, inventariar y promover el patrimonio cultural del país a través de la formación y capacitación del personal especializado, la gestión de los museos, los documentos, el patrimonio inmaterial y los bienes culturales en sentido general.

Esta institución cuenta en la actualidad con 336 museos en el país, de los cuales se encuentran cerrados 63, parcialmente cerrados 22 y en el año se reabrieron, luego de un trabajo de restauración, 24, entre ellos el Museo de Jaruco, el Museo de Arte de Matanzas y el Museo Castillo de San Severino.

Expresó la funcionaria que el pasado año fue de intenso trabajo para la Comisión Nacional de Monumentos y sus cuatro subcomisiones: Arquitectura, Arqueología, Historia y Patrimonio Natural.

Comentó que dicha comisión propone para este año la colocación de una llama eterna en el Monumento La Demajagua; la declaratoria de Monumento Nacional a La Matilde, en Camagüey, Monte Oscuro, en Granma, y a la Cabina de Radio Reloj desde la que hiciera su alocución al pueblo de Cuba José Antonio Echeverría el 13 de marzo de 1957, luego del ataque al Palacio Presidencial. Igualmente se continuarán los esfuerzos por lograr una imagen digna en el  Monumento a Quintín Banderas.

Hizo hincapié en la situación de los museos amenazados que ascienden a la cifra de 70 en toda la Isla, de los cuales han sido rescatados 12; «en este sentido es vital el apoyo de los gobiernos locales, pero tenemos que darle debido seguimiento a nuestras propuestas y estrategias de trabajo que ya están definidas», aseveró Collazo, y añadió que el presupuesto necesario para la recuperación de estos monumentos se estima en 100 millones en ambas monedas.

Se conoció además en el encuentro que durante el 2018 se atendieron de manera diferenciada los monumentos Valle de Viñales, Trinidad, el Valle de los Ingenios, El Morrillo —que ya está terminado—, y el Batey del Central Cunagua en Ciego de Ávila; y asociado al plan general por el 500 aniversario de la fundación de San Cristóbal de La Habana, La Colina Lenin, el Centro Histórico de Guanabacoa, el Cementerio Cristóbal Colón, y la Universidad de La Habana, uno de los monumentos nacionales de mayor complejidad por sus dimensiones.

La presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural se refirió a la experiencia con los estudiantes de la Escuela Primaria UIE de El Vedado capitalino, en el cual se comenzó a desarrollar por parte del consejo un Círculo de Interés que ha sido muy bien acogido por los pequeños.

La viceministra Kenelma Carvajal, instó a extender experiencias similares en todo el país como una manera de sembrar en los hacedores del futuro el amor por el patrimonio cultural, tanto en las escuelas como en las universidades y comunidades.

En el período que evaluó esta asamblea se creó de la Red de Museos de Arte; las Parrandas de la Región Central del país se inscribieron en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad; de estas, 18 fueron declaradas Patrimonio Cultural de la Nación, junto a la obra literaria manuscrita, impresa y grabada de Alejo Carpentier; la colección de Carteles cubanos de cine; el Ballet Nacional de Cuba y el changüí.

Para el presente año está previsto continuar el trabajo para solicitar las posibles declaratorias de la comida tradicional cubana, el baile de Casino; el juego de pelota «De las cuatro esquinas», y el Carnaval de La Habana.

Se enunció que uno de los objetivos de trabajo para el 2019 es la introducción de las nuevas tecnologías en los procesos de gestión y promoción del Patrimonio Cultural; a propósito Collazo afirmó que se había avanzado en el trabajo con las redes sociales y en la creación de páginas web o perfiles en Facebook, tanto en el Consejo Nacional (www.cnpc.cult.cu), como en el Registro de Bienes Culturales y en los museos de Bellas Artes, Servando Cabrera y Artes Decorativas, pero que aun es insuficiente esta acción y el equipamiento para acometerla.

Se calificó de efectiva la atención metodológica a los territorios, pues, se explicó, que se visitaron todas las provincias del país, salvo la Isla de la Juventud, y que estos intercambios constituyeron acciones de superación y capacitación especializadas.

Una de las aspiraciones del sistema nacional de museos es invertir con vistas a lograr una museografía atractiva para el visitante a estas importantes instituciones, pero sobre todo aplicar la creatividad para hallar soluciones al estado obsoleto actual de este aspecto en muchos museos.

El sistema afrontó dificultades para cumplir el plan de ingresos en algunas de sus instituciones como el Museo Hemingway, lo cual entre otros factores está motivado por la disminución en la visita de turistas.

La directora de esta emblemática institución opinó que las visitas de turistas al museo no se corresponden con el arribo de estos a la ciudad, lo cual tiene que ver con la gestión de las estructuras  turísticas; puso como ejemplo la significativa disminución de la demanda de visitas guiadas.

Entre las principales proyecciones de trabajo para el 2019 se expusieron: la atención sistemática a los planes de mantenimiento constructivo y reparación de los museos del país; el seguimiento al plan de rescate de los monumentos amenazados; mejorar la protección de los fondos museables para condiciones excepcionales; continuar perfeccionando el trabajo contra el tráfico ilícito de bienes culturales y la protección del patrimonio cultural subacuático.

Perfeccionar la metodología de revisión, validación, actualización y atención a las solicitudes de incorporación al Registro oficial del patrimonio cultural inmaterial, será imprescindible para el futuro de la institución.

Sonia Pérez, vicepresidenta del Consejo, llamó a reforzar la unión entre todos los trabajadores y cuadros de la institución, y enfatizó en que en la actualidad se aprecia un compromiso entre los factores provinciales por avanzar en el rescate de los museos y los monumentos.

A la par, subrayó la obligatoriedad del cuidado y conservación de las colecciones en general y prestar especial atención a las de aquellos museos que se determine cerrar definitivamente, garantizando que lleguen a todas las instituciones los materiales necesarios para la conservación y restauración.

Nereida­­ López Labrada, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Cultura felicitó al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural por los logros alcanzados en 2018 «que son el resultado del esfuerzo del potencial humano de cada institución».

La viceministra Kenelma Carvajal, al hacer las conclusiones de la asamblea, consideró que el 2019 ha sido un mejor año para el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural en cuanto a planificación, organización, unidad, y responsabilidad individual, pero alertó que todos estos aspectos, unidos a las discusiones colectivas sobre las ideas y decisiones que se adopten, deben ser las premisas de la labor del año que comienza.

Hizo énfasis en las esencias del trabajo de la institución: museos, monumentos y patrimonio cultural inmaterial; acerca de los monumentos amenazados indicó un seguimiento estricto con los responsables de cada paso para el rescate de estos y advirtió que debe prestarse especial atención al inventario del potencial de elementos con valor patrimonial inmaterial que es donde radican las reservas.

Sobre del Registro de Bienes Culturales reiteró la importancia de los inventarios de bienes patrimoniales en los diferentes organismos; de la informatización y del diseño de las vías para acercar los servicios que brinda a la población.

«Tenemos un compromiso con la memoria histórica, con la digitalización de los documentos históricos y su conservación», dijo.

Hacia el final de sus palabras señaló que la institución tiene la responsabilidad de concebir un Consejo adecuado para cumplir su misión, «para lo cual deben estar involucrados todos los trabajadores y cuadros de las instituciones del sistema».

Como colofón al encuentro se entregaron reconocimientos a cinco trabajadores destacados de la institución.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte