Recibe Alfredo Diez Nieto homenaje de la Uneac en su centenario


recibe-alfredo-diez-nieto-homenaje-de-la-uneac-en-su-centenario
Fotos: Cortesía de la autora.

Con esa lucidez que le ha permitido componer hermosas páginas hasta fecha bien reciente, cuando ya sus ojos se resintieron, llegó este jueves a la sede nacional de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, Uneac, el maestro Alfredo Diez Nieto, para el homenaje que le tributaron sus colegas de la Asociación de Músicos, justo en el día en que celebra el centenario de su nacimiento.

Tras las palabras de elogio en las que su presidente, el maestro Guido López Gavilán, reconoció la fructífera trayectoria artística y pedagógica de quien es aun un activo miembro de la Asociación; el presidente de la Uneac, Miguel Barnet, destacó el modo en que el Premio Nacional de Música 2004 ha mantenido a lo largo de su vida un puesto cimero dentro de una expresión artística que supera en complejidad a cualquier otra.

“Es un músico que siguiendo y, quizás superando con creces la línea del Grupo de Renovación, ha hecho aportes extraordinarios a la música sinfónica en Cuba. Y no solamente como creador musical, sino que, como pedagogo, tiene una enorme cantidad de discípulos jóvenes que lo admiran muchísimo en varias partes del mundo”.

Expresó el poeta y etnólogo, para luego añadir que llegar a esa edad no es por sí solo un mérito, sino alcanzarla con la capacidad creativa, el espíritu juvenil y esa lozanía en la inspiración musical con que lo ha logrado el maestro Diez Nieto.

Abordado por los reporteros presentes en el homenaje, el también fundador del habanero Conservatorio Alejandro García Caturla y del Instituto de Investigaciones Folclóricas, dijo sentirse privilegiado por su longevidad y afirmó que desde un inicio su mayor aspiración fue llevar a planos elevados la música cubana.

También se refirió a dos obras suyas de próximo estreno: un Concierto para piano y la Tercera Sinfonía, que dedicó a los médicos que lo atendieron de una severa dolencia. No faltó el consejo del maestro a los jóvenes que se inician en los difíciles caminos de la composición e interpretación musical:

“Que estudien mucho. Si no es con el estudio, no pueden salir adelante. Siempre la vida es estudiar, estudiar y estudiar. Yo estudiaba hasta ocho horas seguidas, con descansos muy pequeños. A la música hay que dedicarle mucho tiempo”.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte