Toirac reinterpreta la infancia en inmejorable compañía / Por Adalys Pérez Suárez


toirac-reinterpreta-la-infancia-en-inmejorable-compania-por-adalys-perez-suarez

Gustoso siempre de compartir el espacio expositivo con otros colegas, José Ángel Toirac (Guantánamo, 1966) ha traído a su nueva propuesta de la galería Casa 8 dos invitados sui géneris: sus hijos Mario Jorge y José Mauro, de 11 y 21 años de edad, respectivamente.

No es, ni por asomo, un acto de nepotismo; aunque los sentimientos que acompañan tal relación se hagan evidentes para quienes visiten la muestra Había una vez…y mucho más, abierta al público hasta el próximo 4 de marzo, en esta instalación del Fondo Cubano de Bienes Culturales ubicada en El Vedado capitalino.

En la presente oportunidad —y como desde el título se sugiere— se trata de un imposible viaje de regreso a la infancia, en el que Toirac tiene como colaboradores a sus dos descendientes, marcados desde los genes y la relación familiar por una pasión por las artes visuales y dueños de una perspectiva ya perdida por el artista.

De tal modo, cada una de las tres salas dedicadas a la exposición nos conducen por un viaje en el que mitos y fábulas pasan por el tamiz de los años de existencia: de la infancia a la adultez; entremezclándose con importantes elementos de nuestra nacionalidad, como la Virgen de la Caridad del Cobre; o personalidades de la historia nacional, como José Martí y el Ché Guevara.

En el segmento de la exposición que para él se reserva, recurre nuevamente a la deconstrucción, esta vez de los textos e ilustraciones que hace algunas décadas llegaran a nuestro país a través del libro Cuentos y estampas, de V. Suteiev, publicado por la moscovita Editorial Progreso y la cubana Gente Nueva, en 1973.

“La mía es una visión pícara. Tocando temas que me fueron ajenos en la infancia: la muerte y el sexo, básicos para entender la existencia humana, según la teoría de Freud”, explicó al Periódico Cubarte el artista.

La imagen del Cristo yacente, tantas veces representada en el arte universal, es asimismo el punto de partida para la numerosa serie de dibujos Viejos amigos, en la que se muestran en tal posición a la Pantera Rosa, Mafalda y La Vieja Chuncha, entre otros personajes entrañables para niños y adolescentes.

La pintura, la instalación y la escultura también están presentes en esta muestra que, tal vez sin proponérselo, hace un guiño al ambiente literario que reinará en la capital con la cercana celebración de la 27 Feria Internacional del Libro de La Habana.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte