Videoarte en Camagüey, festival de la creación provocativa y revolucionaria


videoarte-en-camaguey-festival-de-la-creacion-provocativa-y-revolucionaria
VI Festival Internacional de Videoarte de Camagüey, FIVAC 2015

Artistas de unos 30 países confluyen por estos días en el VI Festival Internacional de Videoarte de Camagüey, FIVAC 2015, un espacio que se ha convertido en un punto de referencia mundial para los cultores de una tendencia que tiene mucho de provocadora y revolucionaria.

Caracterizados en su mayoría por una estética plástica vanguardista, los cortos en exhibición – en concurso o solo como participación- sobresalen no solo por su conceptualización formal, elemento de gran peso en el videoarte, sino también por tocar puntos álgidos de la realidad social de la actualidad en un contexto cada vez más globalizado.

Los ejemplos hablan por sí solos de las inquietudes de los creadores, muchos de ellos muy jóvenes.

370 New World, del italiano Marcantonio Lunardi, representa la incomunicación humana acentuada, paradójicamente, por los medios tecnológicos que deberían servir para potenciarla. Un acogedor ambiente, como puede ser una mesa familiar a la hora de comida, se trastoca en un espacio de mudez y lejanía con cada uno de sus miembros absortos y fantasmagóricamente iluminados por luz de una pantalla de tablet o teléfono móvil.

Por su parte, el consagrado y controvertido fotógrafo norteamericano Andrés Serrano hace reflexionar con su Sign of the times, donde escoge carteles que suelen portar las personas desamparadas y sin hogar en países capitalistas para recabar la ayuda del prójimo, con frases en inglés tan conmovedoras como “Estoy embarazada y tengo hambre y frío”, “Soy veterano de Afganistán y no tengo casa”, o “Sin hogar, quebrado, hambriento, ¡cualquier cosa ayuda!”.

El reclamo al respeto al otro con Tolerancia, de Yadniel Padrón (Cuba), la denuncia al olvido de la historia y la subvaloración del conocimiento, con Fragmented Memory, de Clara Aparicio Yoldi (España), la situación de los inmigrantes, con Inmigrant Strategy, de Shreepad Joglekar (India), son otros de los temas que se muestran en el festival.

En el evento teórico, por otra parte, destacó la disertación de la española Laura Baigorri, profesora titular de la Universidad de Barcelona, que abrió ese espacio con la conferencia magistral No más arte, sólo vida. 4.0. Del artivismo simulatorio a las tácticas de suplantación en la Red, donde expuso consideraciones sobre la convergencia del arte y la crítica social a través de esa plataforma.

Según explicó la especialista, los proyectos artísticos de carácter activista que se encuentran en Internet suelen ser simulatorios, apelan básicamente a la reflexión y modifican poco o nada las vidas de los afectados, aunque también existen algunas propuestas que han conseguido intervenir la realidad.

El artivismo, neologismo empleado para definir la práctica de la crítica social desde una perspectiva cultural y a través de Internet, es la tendencia que describe Laura Baigorri como un vehículo para cambiar los hechos en las sociedades de consumo, gracias al potencial comunicativo de la red, pero aún con resistencias.

También se discute sobre la documentación de la realidad a través del arte, sobre la trascendencia de las obras de Yvonne Rainer y de Richard Serra, destacados artistas norteamericanos con influencias en el ámbito de la video-creación por sus aportes al minimalismo en la danza y la cinematografía, por parte de Rainer, y en la escultura por Richard Serra, premio Príncipe de Asturias 2010, y sobre el proyecto curatorial La próxima resistencia, que se abre desde la segunda edición de FIVAC para exponer obras de ese y otros eventos en el mundo sobre videoarte.

La cita concluirá el sábado próximo, cuando se entregarán el Gran Premio FIVAC 2015, el premio La Peregrina, de la Embajada de España en Cuba, el Premio Noemí, de la Fundación Brownstone, el de la Agencia Suiza para la Cooperación Internacional, el de la Asociación de Ciudades Hermanas Madison-Camagüey, y el de la organización no gubernamental suiza para el desarrollo de la infancia Camaquito.

El videoarte en el mundo surgió más asociado a las artes plásticas que a la cinematografía, sin embargo en Cuba es en el séptimo arte donde nacieron sus bases, considerándose Cosmorama, de Enrique Pineda Barnet, la primera película hecha en la Isla dentro de la estética de ese movimiento.

FIVAC llega a su sexta edición con un trabajo consolidado en el cultivo, protección y promoción de ese estilo creativo, aspiraciones que se afianzaron con la fundación del Circuito para la Exhibición, el Desarrollo y la Investigación de los Nuevos Medios en Camagüey, sede permanente del evento. 


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte