Y se fue… de Parranda


y-se-fue-de-parranda

Como se narra en la pelota cubana… se va, se va y se fue de… Parranda, perdón, debió decirse de home run, pero en verdad las que batearon de home run fueronlas Parrandas de la Región Central de Cuba, ya que acaban de ser  declaradas por la Unesco Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Gladys Collazo Usallán, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio cubano,al conocer la noticia resaltó el significado de Las Parrandas para la identidad de esta zona del país, ellas son una fiesta popular por y para el pueblo señaló, y más adelante también expresó el reconocimiento a todos los que participan históricamente en estos festejos, a sus cultores, artistas, diseñadores…, a las diversas instituciones que comparten este quehacer, entre las que mencionó al Museo de las Parrandas… y a todos los que hicieron posible este resultado.

Cuba y su patrimonio se engrandecen, y es que las parrandas son ejemplo de una verdadera participación integral de la comunidad, así artistas, creadores, diseñadores, escenógrafos, decoradores, costureras, músicos, vestuaristas, luminotécnicos, entre otros diversos oficios son todos portadores y hacedores de esta bella tradición.

Es interesante destacar que la trasmisión de tantos saberes es oral y visual. Los oficios de las parrandas no se aprenden en una escuela, y no existe un taller para ello. Es el ver cómo se haceen el día a día, es alcanzar habilidades con la práctica, beber de la experiencia acumulada, pero sobre todo es involucrarse. No basta, por ejemplo, con ser una buena costurera, hay que ir más allá de esta expresión de la cultura, es penetrar en la espiritualidad, para poder captar la esencia de la confección, los enguates, las costuras, los trucos con alambres que garantizan la singularidad de la confección, típicas de cada una de las Parrandas, por solo mencionar un ejemplo.

Las carrozas, como se comprende, es un elemento que requiere una elaboración esmerada y también secreta, para guardar los detalles en la competencia fraternal de cuál es la “más atractiva”.

Pero, primero hay que proyectarla, hacer el diseño que tendrá que ser aprobado por la comunidad, después vendrá la carpintería para la estructura, base importante sobre la que trabajarán electricistas para la iluminación, decoradores que trasformarán la madera realzando la belleza de la obra, que será complementada por el conjunto de objetos y enseres que aparecerán en “escena” para ser utilizados en la representación artística o como complementos en la escenografía, la llamada utilería o atrezo.

En su confección el uso frecuente de material reciclable le confiere una contribución adicional al cuidado del medio ambiente, que se agradece.

Según refiere el Consejo Nacional de Patrimonio las Parrandas de la Región Central de Cuba comprenden las comunidades de las provincias de Villa Clara, Santi Spíritus y Ciego de Ávila.

La fiesta como espectáculo dura un día pero la preparación se realiza durante todo el año y en estas fiestas se involucra la oralidad, las artes plásticas, la música y multitud de oficios.

Estas festividades tuvieron su origen en Cuba en las celebraciones de la Misa del gallo, en la villa de San Juan de los Remedios. A fines del siglo XIX y el XX habían llegado grandes oleadas de españoles, fundamentalmente canarios, estimulados por la calidad de los suelos cubanos para sembrar tabaco y las posibilidades del comercio. Algunos hombres de negocios del pueblo, con el interés de aumentar sus ventas vieron las bondades y atractivos de esta celebración y de esta forma la parranda comenzó a cobrar auge y a expandirse hasta incluir 18 territorios, tales como: Remedios, Zulueta, Buena Vista, Camajuaní, Vueltas, Taguayabón, Encrucijada, El Santo, Calabazar de Sagua, Caibarién, Placetas, Quemado de Güines, Yaguajay, Mayajigua, Guayos, Zaza del Medio, Chambas y Punta Alegre.

Cada barrio tiene una bandera y un animal que los identifica. Anualmente se confecciona una nueva carroza de adultos y una carroza infantil y hay nuevos diseños de estandartes y de vestuario de acuerdo a las leyendas de las carrozas. Cuentan también con banda de música. .

En estas fiestas se usan fuegos de artificio. Existe variedad de fuegos pero tienen preferencia por los voladores y los morteros por el efecto visual y el sonido.

Como se aprecia, la parranda es integral e incluye todas las manifestaciones del arte. Desde la oralidad, la historia se va narrando y el público que está abajo va entendiendo lo que significa cada pieza hasta el momento cúspide de la fiesta que es la salida de la carroza. Además, está la música, al compás de la conga o polka, con la que baila todo el pueblo.

Es que la diversidad en lo intangible alcanza un grado superlativo, se encuentra en cada personalidad que participa y que es única, por tanto, la riqueza de estas expresiones culturales tiene un valor inconmensurable, parte de cada uno de los individuos y se integra como consenso popular en la identidad de la comunidad. Se alcanza una conciencia colectiva que enraiza el sentido de pertenencia. Tienen un altísimo valor moral y espiritual.

Como expresara en 2002 el entonces Director General de la Unesco, Sr. Koichiro Matsuura: “… (el) patrimonio cultural intangible, que puede definirse como las creaciones colectivas de una comunidad enraizada en sus tradiciones, es igualmente parte fundamental del patrimonio de la humanidad”. Y más adelante, subrayó. “Hoy, sin embargo hay una progresiva necesidad de darle mayor reconocimiento y apoyo al patrimonio intangible en todo el mundo, debido principalmente al impacto, sin precedentes, que la globalización está ejerciendo sobre las culturas locales… al imponer un solo patrón cultural, amenazando, por lo tanto, a muchas formas únicas de expresiones culturales locales, populares y tradicionales.

El sistema de patrimonio cubano es un ejemplo de la lucha por la defensa de la cultura y de la identidad nacional y local. Las Parrandas de la Región Central de Cuba son un paradigma en este empeño.


1 comentarios

Lázaraherrera Vidal
30 de Noviembre de 2018 a las 13:14

Muy bien por las Parrandas, ha puesto a Cuba en un buen lugar:como siempre sabe hacerlo la cultura cubana: es decir que nosotros somos un país bloqueado pero con la cultura, educación, deporte, medicina y el corazón repleto de ganas hacemos mucho.

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte