Con la Revolución no se juega


con-la-revolucion-no-se-juega
Andrés Pastrana y Jorge (Tuto) Quiroga. En el Aeropuerto Internacional Jose Martí, sufriendo "vejámenes y torturas".

A estos dos individuos: Andrés Pastrana, expresidente de Colombia (1998-2002), y Jorge Quiroga Ramírez, Tuto, expresidente de Bolivia (2001-2002), en su legítimo derecho el gobierno de Cuba hoy les impidió ingresar al país. Venían a una provocación política: a recoger el Premio Payá, instituido por una joven mercenaria cubana en memoria de su padre, un contrarrevolucionario sin el más ínfimo arraigo popular en la Isla, quien murió víctima de la imprudencia en la conducción del español Ángel Francisco Carromero Barrios, que no hizo caso de la advertencia en la vía y mantuvo una velocidad por encima de los 100 km/h en una carretera accidentada. Lo peor: en España le habían retirado la licencia de conducir por sus reiteradas violaciones del código. Fue juzgado y sancionado por la muerte de Payá y de Harold Cepero, con absoluto consentimiento del gobierno de España, cuyos diplomáticos tuvieron amplio acceso al caso y al juicio.

Hablemos ahora de los personajes a los que no se dejó ingresar al país.

Andrés Pastrana: de rancio linaje aristocrático, su padre, Misael Pastrana, presidió Colombia entre 1970 y 1974, como líder del Partido Socialcristiano. Cuando entregaba la presidencia, Andrés se graduaba de Leyes en Bogotá, de donde partió para Harvard a diplomarse en Derecho Internacional. Andrés contendió con Ernesto Samper en las presidenciales de 1994; pero ante una denuncia por aceptar dinero del narcotráfico para su campaña, abandonó el escenario político colombiano. Regresó en 1998 y se impuso en segunda vuelta frente a Horacio Serpa, con un discurso pacifista y la promesa de librar una lucha sin cuartel contra la corrupción.

¿Qué hizo durante su mandato? Escaló en el conflicto militar y le entregó el país a los yanquis con el Plan Colombia. En cuanto a su segunda promesa, la lucha contra la corrupción,, durante años no salió de un escándalo para entrar en otro. Abandonó el poder en el 2002, dejando una sensación de fracaso y amargura entre la población del que entonces se consideraba un narco Estado por el control de los carteles sobre la vida nacional.

Tuto Quiroga es mucho más joven, pero con una historia similar: estudió Ingeniería Industrial en la Universidad A&M de Texas e hizo una maestría en la Universidad St. Edward de Texas. Durante ocho años trabajó para IBM en Texas, hasta que en 1988 regresó a Bolivia. En 1992 fue designado ministro de Finanzas en el gobierno neoliberal de Jaime Paz Zamora. Con 37 años escaló a la vicepresidencia en el mandato de Hugo Banzer. Cuando aquejado de cáncer de pulmón Banzer renunció, Tuto asumió para finalizar el plazo de cinco años del mandato, en agosto de 2002.

¿Qué hizo? Nada. Por eso al lanzarse a la presidencia en 2005, apenas consiguió el 28,62% del sufragio. Evo Morales lo barrió. Insistió en 2014, pero está tan desprestigiado en su país que no tuvo la menor oportunidad.

Pastrana y Quiroga vinieron por la prensa, buscando notoriedad política cuando sus carreras están acabadas. Al igual que el traidor de Almagro. Nadie los detuvo en Cuba, simplemente no los dejaron cruzar la frontera y los llevaron hasta una oficina para devolverlos a sus payasadas. Con la Revolución no se juega, a estas alturas deberían saberlo. La OEA y toda la porquería vinculada a ella, no tienen ninguna oportunidad en nuestra patria.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas sentadas

0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte