Ediciones Boloña: libros que son un testimonio para la historia


ediciones-bolona-libros-que-son-un-testimonio-para-la-historia

Mario Cremata Ferrán, director de Ediciones Boloña.

Con publicaciones que unen la calidad e interés de sus contenidos a un hermoso diseño, Ediciones Boloña, sello editorial de la Oficina del Historiador de la Ciudad, es cada año uno de los de mayor atractivo en la Feria Internacional del Libro de La Habana.

Cercana ya la inauguración del vigésimo octavo capítulo de la cita literaria, al que llevarán 24 nuevos títulos, el Portal Cubarte conversó con su director, Mario Cremata Ferrán, para conocer detalles de la participación que tendrá la editorial en este evento.

“Si en la edición pasada tuvimos también un destaque dentro de la Feria, con motivo de ser Eusebio Leal la figura intelectual a la que se le dedicaba, en esta oportunidad una de las motivaciones del Instituto Cubano del Libro y el Ministerio de Cultura es los 500 años de La Habana.

Incluso, por ese motivo, Ediciones Boloña va a estar extendiendo sus días de acciones culturales y presentaciones del 8 hasta el 22 de febrero. Vamos a tener casi dos semanas de actividades”.

De los libros que llevan a la Feria, cuál piensa Ud. será el que mayor interés despierte.

“Pienso que el libro más importante que vamos a estar presentando es el cuarto tomo del que lleva por título Para no olvidar, de Eusebio Leal Spengler; el cual, a manera de un antes y un después, recoge con imágenes y algunos textos, todos los hitos importantes en que se ha visto envuelta la Oficina del Historiador, desde 2010 hasta la fecha.

Creo que va a ser de gran interés para el público porque ayuda a reconstruir la memoria de esos episodios, de esos lugares por los que pasamos y no vemos el nivel de detalle que tuvo la restauración de una obra, en la que estuvieron involucradas tantas personas. Todas esas gratitudes se recogen en el libro.

¿Qué otros títulos Ud. destacaría?

Vamos a tener también un libro muy importante que es Los poetas de la guerra, el cual se realizó en 1863 en la misma imprenta donde se hacía el periódico Patria, en Nueva York; y fue prologado por José Martí.

 

Este texto sólo tuvo una reedición en 1968, cuando se cumplían cien años del inicio de las luchas independentistas. La hizo la Universidad de La Habana en una tirada limitada. Ahora Ediciones Boloña ha vuelto a la edición príncipe y hemos hecho una casi facsimilar, con una cubierta de lujo concebida especialmente para el libro por Ernesto Rancaño. Creo que también va a ser un libro importante para Cuba, sobre todo para los jóvenes.

Otra de las motivaciones que tenemos es que este año llegaremos a la Feria con siete nuevos tomos de la Colección Cuadernos de Historia Habanera, de los cuales presentamos los tres primeros en la del año pasado.

Ese fue un empeño que asumió el primer Historiador de La Habana, Emilio Roig, desde 1938 hasta que falleció en 1964, y que nosotros los fuimos reuniendo en tomos para facilitarle su manipulación al lector de hoy. Tengo el criterio de sacar nuevamente a la luz estas obras es algo muy trascendente y singular para Ediciones Boloña.

Hay otros títulos de muchísimo interés. Entre ellos puedo mencionarte una edición crítica de ese clásico de nuestra literatura del siglo XIX que es Cecilia Valdés o La Loma del Ángel, de Cirilo Villaverde, la cual fue hecha por los miembros de la Academia Cubana de la Lengua Reynaldo González y Cira Romero.

Otro libro interesantísimo es el de Paul Estrade sobre la vida de Severiano de Heredia, un habanero que llegó a ser alcalde de París y el primer ministro negro que tuvo Europa. Era un mulato con una historia fascinante y el texto es casi una biografía novelada”.

 

¿Cómo se hará la comercialización de estos libros?

“Los vamos a empezar a comercializar el 8 de febrero en una gran carpa que, al igual que en ediciones anteriores, vamos a montar en la Plaza de Armas. Según se vayan presentando, se irán poniendo allí a la disposición de quienes deseen adquirirlos”.

¿Tendrán una política de precios especial para la Feria?

“Excepto dos o tres títulos cuyo costo editorial fue muy elevado, el resto se comercializarán en CUP y a precios módicos”.

¿Una vez concluida la Feria en La Habana, cómo se insertará Ediciones Boloña en las celebraciones por el aniversario 500 de La Habana?

“Como Ediciones Boloña es una editorial singular que no solo se dedica a la publicación de libros, sino que dentro de su razón de ser también está la gestión cultural de la Oficina del Historiador de la Ciudad, en los 88 centros que pertenecen a ella y que Boloña atiende, se realizan ya desde el mes de enero exposiciones bibliográficas y de otro tipo.

Tenemos empeños singulares como lo es la publicación, en coordinación con el Museo de los Naipes, de un juego de cartas a propósito del aniversario 500 y muchas actividades más que espero serán del agrado de los habaneros y del público en general”.

¿Cuál es a su juicio el principal aporte de Ediciones Boloña a la labor de la Oficina del Historiador de la Ciudad?

“Ediciones Boloña es la entidad encargada de testimoniar para la historia todo lo que está haciendo la Oficina. No sólo en La Habana Vieja porque ya hemos abierto el diapasón.

Cuando surgió la Editorial sí estaba muy centrada en temas del patrimonio y en la Oficina del Historiador de la Ciudad. Hoy no. En la actualidad tenemos un estrecho vínculo con la Red de Oficinas del Historiador y el Conservador de las ciudades patrimoniales de Cuba. Que dirige Leal, pero que tiene líderes en cada una de ellas.

Establecimos, por ejemplo, una alianza con la Oficina del Historiador de Camagüey, a la que pertenece el sello editorial El Lugareño. Ellos van a vender sus títulos con nosotros aquí en La Habana.

Publicamos libros de Matanzas. De Sancti Spíritus, vamos a publicar. Estamos ahora en un proyecto con Bayamo y Santiago de Cuba, apoyándolos con la edición y el diseño de sus títulos para integrarlos también.

Creo que ese es el principal mérito: dejar un testimonio para la historia. La radio, aunque tiene un gran valor, es efímera. Los periódicos también lo son en gran medida; pero el libro queda y es la constancia de que ha habido una obra. Pienso que ese es el principal mérito de Ediciones Boloña”.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte