Los primeros 50 años de MELAÍTO


los-primeros-50-anos-de-melaito
Colectivo Melaíto disfrutando sus primeros 50 años.

De izquierda a derecha, Pedro Méndez, Roland, Martirena, Jorge Legañoa, vicepresidente de la UPEC y Linares.

Fotos: Osvaldo Gutiérrez

 

Sobrevivir medio siglo después a los ya lejanos días de la zafra del 70 —la gesta productiva que motivó el surgimiento de decenas de publicaciones similares en todo el país— constituye un mérito exclusivo de Melaíto, el suplemento humorístico más antiguo no solo de la editora Vanguardia, sino de todos los existentes fuera de la capital cubana.

El jueves 20 de diciembre, fecha fundacional, y como colofón de la jornada por el aniversario 50, se entregaron en la sede provincial de la Uneac villaclareña los premios y menciones del XVIII Salón Internacional de Humorismo Gráfico, considerado por artistas cubanos y foráneos como el más prestigioso de los eventos de este tipo en el país.

Con 110 autores procedentes de 33 naciones —Cuba, Brasil, Ucrania, Indonesia y Rusia fueron los más representados—, sumó 353 el total de obras en concurso.

El jurado, presidido en esta edición por Pedro Méndez Suárez, Premio Nacional de Periodismo José Martí por la Obra de la Vida y padre fundador de Melaíto, decidió otorgarle el primer premio en la categoría de Humor General al cienfueguero Ángel Fernández Quintana (Ández), por su trabajo Fútbol americano. El segundo puesto recayó en manos de Reynerio Tamayo Fonseca, y el tercero fue para Reinaldo Hernández Valera.

En el apartado de Humor Erótico, el avileño Osvaldo Gutiérrez Gómez (Osval) obtuvo el primer premio por La engañadora. El conjunto de obras de Michel Moro Gómez mereció el segundo lugar, y Cosas sucias, del mexicano Luis Ricardo Ramos Hernández, consiguió el tercer lauro.

Las menciones de ambas categorías en competencia se distribuyeron entre Aleksei Kivokurtcev, de Rusia; el turco Engin Secuk y Jitet Kustana, de Indonesia. El jurado —integrado, además, por los artistas de la plástica y el humorismo gráfico Arístides Hernández Guerrero (Ares), Amílkar Chacón Iznaga y Lázaro Miranda Ramírez (Laz), junto al curador y crítico de arte Roberto Ávalos Machado— también concedió dos menciones especiales: al egipcio Wesam Khalil, por Violencia sexual, y a Freddie Mercury, del brasileño José Raymundo Costa do Nascimento

.                                   

  

Como parte del homenaje se remodeló el local de trabajo del colectivo. A la derecha Adán y Jorge Legañoa, vicepresidente de la UPEC haciendo reconocimiento de esta organización.

Honor a quien honor merece

Amigos, admiradores, colegas… fueron tantos los que llegaron a la Sala Agesta para agasajar y abrazar a Pedro Méndez Suárez (Pedro), Rolando González Reyes (Roland), Félix Adalberto Linares Díaz (Linares), Alfredo Martirena Hernández (Martirena) y Celia Farfán González, que ningún cronista podría narrar las emociones compartidas entre la gran familia del humorismo cubano, nucleada este 20 de diciembre por una causa común: celebrar la suerte de que estos creadores mantengan intacta su capacidad de involucrarse y reinterpretar las realidades de su país.

Con el mensaje enviado por Gerardo Hernández Nordelo, Héroe de la República de Cuba y colaborador de Melaíto, quien aseguró que «de no tener que participar en las sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular habría estado con ustedes durante toda la jornada», inició un homenaje que incluyó, además, la felicitación de Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, así como de Julio Ramiro Lima Corzo, primer secretario del PCC en el territorio.

       

                   

        

También se inauguraron dos exposiciones de artistas invitados, Adán Editorial, del director del dedeté, suplemento de humor de Juventud Rebelde y De la resistencia de la palabra a la cordura de la línea, de Ricardo Reyes (al centro en la foto de la derecha) y Ramiro Zardoya (al extremo derecho); ambas de la galeria provincial de arte de Santa Clara.

La Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) envió con su vicepresidente, Jorge Legañoa, una singular mocha conmemorativa, ícono de la publicación, para homenajear a la «brigada» que ya lleva 50 «zafras» a cuestas. El equipo de Melaíto recibió, asimismo, la Distinción Nicolás Guillén, conferida por la Uneac a personalidades con relevante trayectoria y méritos artísticos y sociales, a lo cual se sumó el Comité Provincial de dicha institución. 

La secretaria del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Cultura en Villa Clara, Maricela Lara Ruiz, impuso la medalla Raúl Gómez García a Linares y Martirena, con 46 y 34 años de labor ininterrumpida, respectivamente. Por su parte, el colectivo de la publicación humorística Palante —colaboradora entrañable del suplemento villaclareño— hizo entrega de un singular reconocimiento, contentivo del espíritu creativo que comparten con Melaíto

  

                                   

        


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte