Libro del mes, de los años, de la vida


libro-del-mes-de-los-anos-de-la-vida

Miles, millones de niños entraron por las puertas de la gran literatura de la mano de uno de los más grandes personajes de todos los tiempos: el pequeño príncipe llegado de otro mundo que sale al encuentro de un aviador perdido en el Sahara.

Es una novela corta, pero pletórica de metáforas y sugerencias. Su autor, Antoine de Saint-Exupéry, ganó con ella su celebridad definitiva.

Más allá de la extrañeza (es singular e inquietante ese niño aparecido de la nada), destaca la sencillez de la prosa. Es un libro, en apariecia, escrito para los niños. Pero esa diafanidad encubre un engranaje filosófico, que trasciende la fábula.

La zorra es un símbolo poderoso; lo es también la rosa; el pequeño planeta, la «inocencia» encantadora del niño.
Se trata de cambiar el punto de vista: a los ojos de un niño, las rutinas de los adultos pudieran parecer absurdas... pero así está construido el mundo.

El principito propone (sin proponerlo a las claras) una revisión a fondo de los pilares sacrosantos de eso que asumimos como estable y establecido.

Y es, además, una propuesta poética. Y la poesía, se sabe, suele ignorar los designios de la razón.

No en vano, este es libro preferido de tanta gente (aunque algunos no lo asuman como punto de partida, sino como cómodo lugar común): en pocas palabras recrea un mundo.

El Instituto Cubano del Libro lo ha escogido como el Libro del Mes, a partir del 24 de julio. Es una designación que implica un amplio programa de promoción en espacios culturales de todo el país.

Ojalá que este libro esencial gane más lectores. Y que sea un incentivo para seguir leyendo...

 


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte