Jorge Perugorría: “Todavía estoy bajo la dirección de Humberto” / Por Adalys Pérez Suárez


jorge-perugorria-todavia-estoy-bajo-la-direccion-de-humberto-por-adalys-perez-suarez

Con 44 filmes en concurso, talleres temáticos, homenajes, memorables exposiciones de artes visuales y puestas en escena, conciertos de prestigiosos cantautores como Silvio Rodríguez y Fito Páez, así como una extensa programación dedicada a niños y adolescentes, grupos privilegiados en esta oportunidad, del 1 al 7 de julio se desarrolla el XIV Festival Internacional de Cine de Gibara.

En esta edición, que coincide con el décimo aniversario de la desaparición física de su presidente-fundador, el talentoso cineasta Humberto Solás, asume por tercer año consecutivo la conducción del evento otra figura relevante del séptimo arte en el país, el actor y director Jorge Perogurría, quien accedió a un breve diálogo con el Periódico Cubarte.

Usualmente se dedica el Festival a un país, al que tienen como invitado de honor. Este año ustedes decidieron dedicarlo a los niños y adolescentes, lo cual no es usual en un evento de este tipo. ¿Qué los motivó?

Teniendo en cuenta el espíritu interactivo del Festival y como este año nos habíamos salido de nuestra fecha habitual en abril, corriéndonos para la etapa de las vacaciones, nos dijimos que, en lugar de invitar a un país, invitaríamos al país de los niños y de los adolescentes.

Y, como el Festival tiene ese carácter interactivo y multicultural, pues nos permite traer teatro para niños, películas y grupos musicales para esas edades. Entonces, comenzamos a diseñar con toda la cosa alternativa que tiene este evento. Ha sido muy bonito y los niños en Gibara lo agradecen. Creo que lo están disfrutando mucho.

Por lo que se aprecia en la programación, esta edición del Festival es más rica, más integral en sus propuestas.

Realmente hay un salto en todos los segmentos del Festival. En la programación cinematográfica, en los conciertos, en las exposiciones… Hay un salto de nivel, que era lo que pretendíamos: ir organizándonos y creciendo poco a poco. Creo que lo estamos logrando y estamos muy contentos.

El Festival ha ido logrando una visibilidad que se había diluido, en ese cambio de Cine Pobre a FIC Gibara. Y yo creo que, cada vez, todos tenemos más claro el Festival que queremos hacer, el Festival que queremos proyectar.

Nos ha venido muy bien porque está motivando no solo a los gibareños, a los orientales, en especial a los holguineros; sino a los habaneros también e, incluso, a personas que viven en el extranjero que han comprado pasajes para venir a disfrutar de un concierto, de las películas o de las exposiciones.

Siempre con los presupuestos originales de un cine de autor…

Así es. En la parte cinematográfica siempre mantenemos los conceptos originales, pero los actores y directores que vienen nos ayudan a ganar visibilidad y prestigian al Festival. En cualquier parte del mundo es así.

Ellos también son conscientes de que el cine que nos interesa apoyar a nosotros es el cine de autor y a eso no vamos a renunciar, porque ellos también son parte de ese cine y ese es el cine que les gusta, aunque a veces terminen haciendo uno más comercial o en función de la industria. Pero todo el mundo valora mucho ese esfuerzo por mantener vivo el arte cinematográfico.

Sin poner en dudas el nivel de convocatoria de sus organizadores, creo que el Festival de Gibara tiene una mística particular muy atrayente…

Sí, desde Humberto. Desde que se creó el Festival es así. Cuando rodando Miel para Ochún, Humberto me presentó a Gibara, lo hizo como quien presenta a una novia. Me hablaba de Gibara con una ilusión tan grande que logró trasmitírmela. Él estaba enamorado de Gibara.

¿En qué piensas cuando ahora te ves en Gibara, dirigiendo ese Festival al que tanto le dedicó Humberto Solás?

Que todavía estoy bajo la dirección de Humberto, haciendo mi última película con él.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte