La Cinemateca de Cuba ha programado para su espacio  ..."/> La Cinemateca de Cuba ha programado para su espacio  ..."/> Portal Cubarte  -  Ojeada al cine cubano en enero

Ojeada al cine cubano en enero


ojeada-al-cine-cubano-en-enero
La sala 23 y 12 ya con proyección digital, gracias a la contribución del Ministerio de Cultura y otras instituciones italianas.

La Cinemateca de Cuba ha programado para su espacio  Ojeada al cine cubano de este mes de enero un interesante ciclo en el que se proyectarán ocho largometrajes y un documental, en la sala 23 y 12 ya con proyección digital, gracias a la contribución del Ministerio de Cultura y otras instituciones italianas.

Patty-Candela (1976), del director Rogelio París abre este ciclo y cuenta con las actuaciones de excelentes actores cubanos como Raúl Pomares, Salvador Wood, Noel García, Carlos Gilí, Luis Alberto Ramírez, Marcos Miranda, Rogelio Blaín, Carlos Paulín, Armando Soler, Ignacio Valdés Sigler, Rudy Mora y Luis Alberto García.

Esta cinta aborda los sucesos relacionados con un plan concebido, planificado y ejecutado por la CIA para asesinar al comandante Raúl Castro y autoagredir la Base Naval de Guantánamo, estrategia que era la venganza por la derrota de Girón; seleccionada entre los filmes más significativos del año por la crítica especializada.

Continúa el programa otra pieza de Rogelio París y de Jorge Fraga, Leyenda (1981), también con magníficas actuaciones entre las que destacan las de Nelson Villagra, Susana Pérez, Luis Alberto García, Omar Valdés, René de la Cruz, Samuel Claxton, Raúl Pomares, Mario Balmaseda, Germán Pinelli, Aramís Delgado, Ángel Toraño,  Manuel Porto y Rogelio Blaín.

Ricardo Fanjul, contrarrevolucionario cubano y agente de la CIA, aparece muerto en un yate en alta mar. Con un montaje paralelo se reconstruye la vida de este personaje y las investigaciones que hace la CIA para descubrir si en realidad era un doble agente.

El documental Romeo y Julieta (1964), de Ramón F. Suárez es la filmación de la puesta en escena de una adaptación de Romeo y Julieta de Shakespeare, dirigida por el célebre teatrista checoslovaco Otomar Kreycha e interpretada por el Conjunto Dramático Nacional de Cuba.

La ausencia, de Alberto Roldán, filmada en 1968, con la participación de los actores  Miguel Navarro, Eduardo Moure, Sergio Corrieri, Irma Alfonso, Helmo Hernández, Isabel Moreno  y Luis Alberto García, narra la historia de un joven, víctima de un accidente automovilístico, que es operado y pierde la memoria; durante la rehabilitación, sus recuerdos se mezclan con los del médico que lo atiende, y se asocian a la responsabilidad individual e histórica. 

Madrigal (2007), de Fernando Pérez cuenta acerca de Javier, un joven actor   que escribe historias fantásticas; cuando inicia su historia de amor, con no se sabe donde empieza la verdad o la mentira, la apariencia o la realidad.

De 1956 es la película No me olvides nunca de Juan J. Ortega; la misma tiene el atractivo especial de un reparto en el que intervienen   Rosita Fornés, Armando Bianchi, Luciano de Pazos, Benny Moré, Olga Guillot, Armando Soler, y el trío de las Hermanas Lago.

Relata el encuentro en La Habana de dos artistas de cine, contratados para filmar una película, lo  cual es explotado por un agente de publicidad, que inventa un romance entre ellos. Al caer en la trampa y enamorarse de verdad, surge la complicación de que él es casado...

También forma parte de este ciclo la multipremiada cinta Miel para Oshún, (2001), del maestro  Humberto Solás, en la que actúan Jorge Perugorría, Isabel Santos, Mario Limonta, Adela Legrá, Elvira Cervera y Paula Alí. Roberto, joven cubano americano, quien fuera llevado de Cuba ilegalmente por su padre cuando tenía siete años, regresa por primera vez a su país de origen con el propósito de confrontar a su madre, quien él cree que lo abandonó a su destino.

Esta película de Solás, recibió entre otros reconocimientos el Premio Especial del Jurado en el XXIII Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano; Selección oficial del Festival de las Américas. Montreal, Canadá, 2001; nominada al Premio Goya; Gran Premio del Jurado en el Festival de Cine Independiente de Washington, 2002, y ese mismo año Premio Ariel al Mejor filme extranjero latinoamericano, en México.

Un filme de 1954, La mujer que se vendió, dirigida por Agustín P. Delgado, integra también este conjunto fílmico. Con argumento de Félix B. Caignet, basado en su radionovela El precio de una vida, presenta a una linda muchacha aristócrata, gravemente enferma, que ha prometido casarse con un médico de aspecto repulsivo y grandes valores morales, a cambio de que le salve la vida. Ya curada, traiciona su promesa y se casa con un apuesto joven que la engaña con otra…

Cierra el ciclo La fuerza de los humildes, filmada por Miguel Morayta en 1955.El dueño de una fundición es traicionado por su esposa y por su amigo y socio, a quien había sacado de la miseria. Tras un naufragio, lo abandonan creyéndolo muerto, pero se salva y permanece en una isla desierta durante veinte años. Regresa de incógnito, dueño de una gran fortuna. Después de múltiples sucesos y complicaciones logra arruinar a los culpables y recuperar su identidad.

Las funciones de Ojeda al cine cubano tendrán lugar los martes a las 5  de la tarde y a las 8 de la noche en la sala 23 y 12.


0 comentarios

Deje un comentario



©2017
Desarrollado por Cubarte